Portada :: Feminismos :: Derechos de las mujeres
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-10-2019

Minera & Gnero
Minera y saqueo, cuerpos arrasados

AdmniVirginia
http://virginiabolten.com.ar

Sobre la explotacin aadida en la minera por el hecho de ser mujer


La realidad que viven los pueblos afectados por los megaproyectos mineros es cruel, sin embargo no desconocida. Los sitios llamados zonas de sacrificio ambiental trmino utilizado por primera vez durante la Guerra Fra para referirse a las reas contaminadas por proyectos mineros siguen multiplicndose y modernizndose.

En Latinoamrica, esos proyectos son abundantes y no respetan siquiera las reglas mnimas impuestas que prohben este tipo de explotacin en reas que deberan ser protegidas. El sacrificio se extiende tambin hacia los cuerpos de quienes viven en estas regiones, a destacar los cuerpos de las mujeres que ven sus existencias destruidas por el rediseo del espacio geogrfico impuesto por la instalacin de la industria minera.

Las migraciones, sobre todo de varones, a estas zonas y el desplazamiento forzado de las comunidades que antes habitaban all, tienen como consecuencia un aumento de la prostitucin.

Es en este contexto que ocurre la prostitucin infantil, la trata y la violacin especialmente a las mujeres indgenas. A nivel socio-econmico, las mujeres son una poblacin vulnerable no solo por la estructura del sistema patriarcal sino tambin por la validacin y reproduccin de estas lgicas por la sociedad.

La violencia sufrida en los territorios es la misma sufrida por los cuerpos feminizados, los cuales son vistos como objetos utilizables para suplir las necesidades masculinas hegemnicas, y ser desechables. La masculinizacin de los espacios es una modificacin simblica que tiene como consecuencias prcticas de violacin, sometimiento y deshumanizacin de estos cuerpos El soterramiento del lugar de existencia y supervivencia de estas poblaciones obliga a la adaptacin.

Con sus fuentes de ingreso desplazadas por la instalacin de proyectos mineros, los empleos que son brindados mayoritariamente a los varones refuerzan la lgica del macho proveedor, lo que retira la autonoma y modifica el lugar de las mujeres en la comunidad. Este lugar de poder otorgado a los varones genera no solo la divisin y fragmentacin de comunidad, trae tambin como consecuencia un aumento de la violencia intrafamiliar, ya que las mujeres no tienen como subsistir.

La masculinizacin de los territorios es estratgica y funcional al saqueo promovido por las corporaciones, en convergencia con los Estados, que utilizan el ordenamiento territorial como herramienta poltica y tcnica para imponer la ocupacin y sostener el modelo de acumulacin que responde a las necesidades e intereses del modelo de desarrollo hegemnico.

Teniendo en cuenta que las mujeres son las que, histricamente, defienden los territorios con sus cuerpos y desarrollan practicas completamente incompatibles con el modelo de saqueo sostenidas por tica del cuidado y reproduccin de la vida, ellas son vistas como obstculos a la implementacin de los megaproyectos. Son una amenaza al sistema que, colocando a los varones en el lugar de poder, utiliza las lgicas de dominacin patriarcal para destruir las resistencias emergentes.

El futuro de tierra arrasada, que se dibuja en el horizonte llevado a cabo por las prcticas patriarcales, evidencia que la defensa del territorio debe caminar al lado del empoderamiento de las mujeres y la reproduccin de una lgica feminista que pueda recomponer los vnculos necesarios para garantizar el sostenimiento de la vida.

Solo as ser posible frenar el avance del capital sobre la vida de todos y todas. Lo que preguntamos desde Virginia Bolten es: Es posible avanzar sobre los territorios se logramos romper con el patriarcado?.


Foto: redlatinoamericanademujeres


Fuentes:


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter