Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-08-2019

Turismo
Volar en tiempos de crisis climtica: avin en verano, preocupacin en invierno

Laura Cruz, Genoveva Lpez y Marta Luengo
El Salto

La democratizacin del coste de los billetes de avin ha supuesto que cada vez nos vayamos ms lejos y desde todas partes se fomentan los viajes internacionales como mtodo de felicidad ms inmediata. Los expertos advierten de que este ritmo de viajes en avin es insostenible.


PATRICIA BOLINCHES

Verano: poca de helados, vacaciones y viajes. La democratizacin del coste de los billetes de avin ha supuesto que cada vez nos vayamos ms lejos y desde todas partes se fomentan los viajes internacionales como mtodo de felicidad ms inmediata. Es infalible. La sensacin de pisar un avin y sentirte, por unas horas, volando por encima de tu umbral de bienestar habitual se asemeja a ese cosquilleo estomacal que experimenta el cuerpo al bajar una montaa rusa. No hay terapia antiestrs ms estandarizada. Visitamos aeropuertos y tachamos pases sin pensar en las consecuencias medioambientales que ello genera. El plstico s, por supuesto. Eso todo el mundo lo tiene claro. Pero los expertos advierten de que este ritmo de viajes en avin es insostenible.

La preocupacin no es para menos. La aviacin es el transporte con mayor impacto climtico. Un vuelo genera 18 veces ms CO 2 que un viaje en tren por cada mil kilmetros recorridos, segn The illusion of Green Flying (el espejismo de volar verde), un informe publicado en 2017 por Stay Grounded, una campaa para concienciar de los efectos de la aviacin en la crisis climtica. Las previsiones apuntan a que en los prximos 20 aos la cantidad de aeronaves y de kilmetros volados se duplicar. La industria vaticina un crecimiento anual del 4,3%, lo que hace posible que por este motivo las emisiones de gases de efecto invernadero aumenten de entre cuatro a ocho veces para 2050.

Las compaas areas de bajo coste transportaron al 31% del total de pasajeros en vuelos regulares. En Europa se produjo el 36% de estos viajes, segn la Organizacin de Aviacin Civil Internacional de las Naciones Unidas (OACI). En Espaa, los aeropuertos de Madrid y Barcelona han crecido un 6% en un ao en nmero de pasajeros. Esto significa que hay cada vez ms aviones emitiendo gases de efecto invernadero y ms infraestructuras para que la gente vuele constantemente, lo cual es contrario a la reduccin de emisiones, afirma Nuria Blzquez, responsable del rea de transporte de Ecologistas en Accin. El problema no es balad, ya que, segn un informe publicado en Science en 2016, se observa una relacin lineal entre la prdida de hielo marino en el rtico y las emisiones acumuladas de CO 2 . Ms concretamente, en verano cada tonelada de CO 2 emitida a la atmsfera supone una prdida de tres metros cuadrados de hielo rtico.

RYANAIR, ARRIBA EN EL RANKING

Una de las compaas de bajo coste ms utilizadas se ha colado entre las empresas ms contaminantes de la Unin Europea en 2018. Tras nueve minas de carbn una polaca, una blgara y siete alemanas aparece Ryanair con 9,9 millones de toneladas de CO 2 emitidas a la atmsfera. Estos datos se publicaron en abril de este ao y la respuesta de la compaa fue inmediata. Kenny Jacobs, director de marketing, aseguraba en una nota de prensa difundida el pasado 4 de julio que Ryanair es la compaa ms verde y limpia en Europa. Nuestra emisin de CO 2 por pasajero y kilmetro es de 66 gramos desde junio de 2019, casi la mitad que otras compaas areas europeas. Sin embargo, si tenemos en cuenta los datos de Science, tan solo Ryanair ha derretido casi 30 metros de hielo en el rtico en un ao.

Pero, en qu se concreta nuestra huella de carbono cuando volamos? Existen numerosas herramientas para contabilizar nuestras emisiones de CO 2 , especialmente en lo relativo al transporte. Una de ellas es la web ceroco2.org , que ayuda a calcular, reducir y compensar la huella de carbono. Segn dicha pgina web, un vuelo de Madrid a Londres (ida y vuelta) genera 406 kilos de CO 2 emitidos a la atmsfera. En un trayecto Madrid-Montevideo, una persona generara ida y vuelta 3.039 kilos, mientras que viajar de la capital a Bangkok de ida y vuelta generara 3.085 kilos. Teniendo en cuenta que cada tonelada derrite tres metros cuadrados, una sola persona viajando a Bangkok habra derretido nueve metros de hielo. Si pensamos en el trfico internacional en el periodo estival, los kilmetros de hielo derretidos son inestimables. Uno de los vuelos ms transitados por quienes trabajan en las instituciones de la Unin Europea, que en la actualidad est legislando activamente para reducir las emisiones, es el trayecto Madrid-Bruselas-Madrid, donde una sola persona genera 420 kilos de CO 2 .

La industria propone medidas. Aunque nada cambie, aparece una nueva, fresca y verde imagen comercial. En temas de aviacin, las propuestas clsicas para la reduccin de emisiones son conocidas: mgicos avances tecnolgicos, biocombustibles que sustituyan al queroseno y la compensacin de las emisiones de CO 2 .

La posibilidad de construir aviones elctricos que puedan servir para el transporte de mercancas o pasajeros, de producirse, podra ser un avance, ya que el transporte de viajeros en avin ha aumentado progresivamente desde 1970. Segn la Organizacin de Aviacin Civil Internacional (OACI), en 2017 Espaa transport a 71.908 millones de personas, y las cifras no dejan de aumentar cada ao. La electrificacin del parque automovilstico en Espaa, segn un informe de la consultora Solera, al ritmo actual tardara 172 aos en completarse. El gobierno da de plazo hasta 2040 para que se produzca, pero actualmente solo hay un 0,1% de vehculos elctricos del total de 26 millones de vehculos en circulacin en Espaa.

LOS BIOCOMBUSTIBLES

Cristina Mestre, responsable de clima y biocombustibles de Transport and Environment habla de que no son una solucin. Los basados en cultivos alimentarios por ejemplo, como el aceite de palma, de soja, de colza y otros, son un problema. El hecho de utilizar un biocombustible no tiene nada de sostenible, ya que las emisiones que generan cuando tienen en cuenta el ciclo de vida completo son peores que el combustible fsil en s mismo y esto se debe al cambio indirecto del uso de la tierra. Mestre pone un ejemplo: Si tienes una tierra en la que cultivas colza para uso alimentario y cambias el uso y lo destinas a biocombustible es un problema porque se necesita ms tierra productiva para ambos usos y se consigue en detrimento de los bosques. As se liberan emisiones.