Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2019

La masacre de Bruselas, quin sabe los nombres?

Diego Fusaro
fanpage.it

Traduccin para Rebelin de Carlos X. Blanco.


"Conozco los nombres". As habl, en su momento, Pasolini. Los tiempos han cambiado, la violencia no ha dejado de cosechar vctimas. Lo hemos visto, una vez ms, con el atentado de Bruselas. Vivimos en tiempos de incertidumbre: la precariedad est en todas partes, dijo Bourdieu. Y, por su parte, el socilogo Beck lleva tiempo repitiendo que la nuestra puede considerarse, con razn, la "sociedad del riesgo". Despus de Bruselas, estos diagnsticos poco favorables parecen haber sido confirmados.

A diferencia de Pasolini, no s los nombres. No s quin llev a cabo, medit y organiz realmente el atentado en Bruselas. Sin embargo, s que, esta vez tambin, la versin oficial es incompleta y no convence, excepto para aquellos que ya estn convencidos y para los muchos que estn dispuestos a creer lo que ven en las pantallas de televisin, en las pginas de los peridicos y en otros cuerpos de desinformacin masiva. Como siempre, cualquiera que se atreva a dudar de la versin oficial ser silenciado como un "creador de conspiraciones", segn el trmino habitual de la neolingua aliada al poder: los que critican el poder son derrotistas, los que defienden intereses distintos de los de la lite son populistas, y los que cuestionan la versin oficial son conspiradores.

El pensamiento nico domina sin oposicin, induce a los oprimidos a amar a los opresores y a las cadenas: con movimientos simtricos, les induce a odiar a los otros oprimidos, les lleva a la desmitificacin de ellos y eventualmente tambin de los libertadores. No s los nombres. Sin embargo, s que los terroristas individuales que han hecho el gesto atroz y criminal son peones en una mquina mucho ms grande: forman parte de ella, son ejecutores de veredictos emitidos en otros lugares. Actan en las sombras y con el apoyo de alguien. Son la culminacin de una cadena mucho ms larga, que no sabemos exactamente dnde comienza.

No s los nombres. Sin embargo, s quin, una vez ms, se beneficia del terrorismo que estall en Bruselas: una vez ms, el ganador es el poder que, tan pronto como se produjo la masacre, dijo inmediatamente y sin dudarlo: "necesitamos ms seguridad, y por tanto menos libertad"; el poder que pretende crear una situacin de tensin y emergencia para controlarnos mejor y hacernos ms dispuestos a aceptar rdenes en silencio, es decir, para hacernos aceptar lo que, en condiciones normales, nunca aceptaramos. Las ltimas Torres Gemelas deberan habernos enseado algo.

No s los nombres. S, sin embargo, que inmediatamente despus de la brutal masacre, los dirigentes de los distintos pases de la Unin Europea han desempolvado, al igual que despus de Charlie Hebdo y despus del 13.11.2015, la frmula habitual "necesitamos ms Europa", con otras palabras mgicas como "ejrcito nico europeo", "inteligencia unificada", etctera. No s los nombres. Pero puedo decir lo que s: que nos esperan aos de reaccin terrorista al terrorismo, como bombardeos ticos, intervenciones humanitarias, embargos teraputicos. Aos de militarizacin y restriccin de la libertad siempre en nombre de la seguridad.

Una vez ms, el poder ha ganado. Lo que, adems, ha desviado una vez ms la atencin de s mismo: el enemigo se ha convertido en el Islam, identificado con el terrorismo. El desempleo, la violencia econmica y financiera, las generaciones occidentales sin futuro y a plazo fijo, nadie hablar de esto durante los prximos meses.


Fuente original: https://www.fanpage.it/strage-di-bruxelles-chi-sa-i-nomi/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter