Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-04-2019

Balcanizar la regin, destruir los Estados-nacin y la integracin

Aram Aharonian
CLAE / Rebelin

La insistente estrategia de los sucesivos gobiernos estadounidenses es la de fracturar definitivamente el territorio latinoamericano-caribeo incluyendo sus esfuerzos hoy bastante exitosos- de terminar con los procesos de integracin soberanos de la regin, como Mercosur, Unasur (Argentina acaba de anunciar su salida del bloque) y la Celac.


La balcanizacin de Latinoamrica es un rasgo caracterstico de la actual geopoltica en disputa. Y eso se nota cada vez ms en casi todos los espacios de integracin. Washington est forzando a cambiar la lgica de insercin, provocando un reordenamiento geopoltico en Latinoamrica, viraje que ser determinante en unos aos cuando se visualice mejor cmo la regin se transforma no slo al interior sino tambin en su relacin con el exterior.

EE.UU. usa todas las armas de una guerra hbrida y multidimensional (llamada de quinta generacin), que van desde la amenaza de intervencin armada, pasando por una guerra psicolgica permanente por medios masivos de comunicacin trasnacionales y las llamadas redes digitales, hasta el chantaje de condicionar prstamos crediticios de los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo al seguimiento estrictos de los deseos polticos de Washington.

Tal es as, que el excanciller ecuatoriano Ricardo Patio denunci un compromiso del presidente Lenn Moreno con el vicepresidente estadounidense Mike Pence que le condicion a que, primero, se pongan en la fila para atacar a Venezuela; segundo, que acaben con la integracin sudamericana, y tercero, que entreguen al fundador de WikiLeaks Julian Assange, a cambio de un msero prstamo del Fondo Monetario Internacional, mientras se teme que el prximo paso sea la reactivacin de la exbase militar estadounidense en Manta.

La campaa de guerra psicolgica en el caso venezolano ha estado dirigida a crear identidades polticas no solo contrapuestas, tratando que las mismas adquieran un carcter insalvable incluso desde el punto de vista poltico y social. La misma prctica se aplica a diversos pases de la regin.

Viejos planes balcanizadores

Durante el siglo pasado se habl de una teora conspirativa, el plan Andinia, complot para desmembrar la Patagonia de la Argentina y de Chile y crear all otro Estado judo. Inclua el acoso permanente a los mapuches en ambos lados de la frontera, dividir Brasil en varios estados, eliminando la superpotencia de la zona, por lo que Colombia, Venezuela, Ecuador, Bolivia veran la prdida y fragmentacin de sus actuales territorios en mini-estados.

Algunos analistas sealan que a EE.UU. no le interesa el petrleo de Venezuela, ya que es solo un medio para lograr su verdadero fin, la divisin del mundo en dos grandes bloques: una zona de orden compuesta por "naciones integradas", y otro territorio anarquizado, lleno de "naciones no integradas" donde los conflictos y el caos sern el da a da. Para ello es necesaria la destruccin de los Estados-nacin.

La estrategia es la balcanizacin, la fragmentacin sistemtica de un Estado nacin en estados ms pequeos mutuamente hostiles, concepto que se origina en las guerras en la pennsula balcnica y en especial con destruccin de Yugoslavia con los respectivos genocidios- en la dcada de 1990, por parte de la OTAN y EEUU. La idea central es "atizar las diferencias donde existan y crearlas donde no las haya".

Obviamente, el estmulo separatista se logra con la injerencia de fuerzas extranjeras y la complicidad de las oligarquas y los poderes fcticos de estas zonas.

La historia confirma que en la dcada de los 1860 cuando como resultado de la expulsin del embajador britnico por parte de Mariano Melgarejo, la reina Victoria decreto que Bolivia no existe, haciendo publicar mapas de Sudamrica en la que el territorio boliviano estaba distribuido entre todos sus vecinos. Cabe recordar que Bolivia ha sido mutilada por guerras de conquista en tres oportunidades perdiendo el 50% de su territorio a Brasil, Paraguay y Chile.

Otra ocasin en que se habl de la supresin de Bolivia fue durante el primer gobierno de Hernn Siles Suazo, cuando la revista estadounidense Time propuso la polonizacin de Bolivia entre sus vecinos, con la excusa de que un pas que viva en un caos permanente, y donde se haba derrumbado la economa con la reforma agraria y la nacionalizacin de las minas, obligaba a vivir de la caridad internacional, no deba mantenerse independiente ya que con ello slo perjudicaba a sus propios habitantes.

Una opinin similar la sostuvo el dictador chileno Augusto Pinochet cuando afirmo que Bolivia careca de viabilidad como nacin y que la mejor solucin sera que su territorio fuera distribuido entre Chile, Per, Brasil y Argentina. O sea una polonizacin, aludiendo al pacto Hitler-Stalin, que en 1940 se repartieron Polonia entre la URSS y Alemania.

Estos planes fueron repetidos en diversas coyunturas por polticos neoliberales como el genocida Gonzalo Snchez de Lozada que afirmaba que Bolivia es un pas inviable. Durante los aos del neoliberalismo y a causa del saqueo que sufra el pas fueron muchos politlogos que afirmaban lo mismo, una mentira que se repiti tantas veces cosa que muchos llegaron a creer que era verdad, Bolivia un pas inviable.

En 2008 el plan de balcanizacin llev a un enfrentamiento entre el gobierno popular indigenista de Evo Morales y los gobernantes neoliberales y oligrquicos de la llamada Media Luna (departamentos de Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando), que enfrent a la regin andina occidental de enorme riqueza minera (Potos, La Paz, Oruro) y la de los llanos orientales y sus lites terratenientes, empresariales y oligrquicas, zona rica en hidrocarburos y produccin agroganadera. El plan secesionista fracas.

En el caso de Colombia se pretenda crear la Antioquia federal as uno de los departamentos ms importantes del pas se perdera crendose una nacin autnoma independizndose de Bogot. Pero la balcanizacin ya haba empezado en el siglo XIX con la separacin de Colombia de Venezuela y luego en 1903 cuando Estados Unidos dividi Panam de Colombia, para apoderase del canal interocenico y de su importancia geoestratgica: este puerto conecta al mar Caribe con el ocano Pacfico.

Por su parte, Ecuador perdera gran parte de su salida al mar y Guayaquil sera una nacin soberana.

La destruccin de los Estados-nacin

Igor Collazos seala que hay diversas formas de lograr la destruccin de un estado-nacin: enclave, intervencin, secesin, regionalismo, metstasis, anexin, especializacin, conflictos.

El enclave es la ocupacin y consolidacin de puntos estratgicos, relativamente pequeos pero muy bien posicionados para el control, sobre todo de redes de comunicacin y transporte; la intervencin, la  actuacin armada contra Estados nacin; la secesin, la  separacin de porciones del territorio; el regionalismo significa forjar identidades artificiales que enfatizan la diferencia sobre la unidad con miras a posicionar la idea de secesin por motivos pretendidamente culturales.

La metstasis significa el  crecimiento descontrolado de enclaves al interior de un Estado nacin; la anexin, el apoderamiento de una fraccin del territorio de por parte de una potencia extranjera; la especializacin, el fomento del desarrollo excesivo de una actividad econmica particular de una regin para debilitar su capacidad de negociacin, lo cual queda plenamente descrito por la teora de la dependencia y de los sistemas mundo, y los conflictos, el apoyo a guerras entre pueblos hermanos para terminar de consolidar su separacin.

Empezar con Venezuela, seguir con Colombia Y Brasil?

Washington trabaja en la balcanizacin de Venezuela. Primero se intent crear una zona liberada en la frontera sur, en el estado Tchira, limtrofe con el departamento Norte de Santander en Colombia, por donde se intent, el 23 de febrero ingresar la ayuda humanitaria estadounidense (que Venezuela no pidi), caballo de Troya de una eventual invasin donde los colombianos jugaron un papel fundamental.

Hoy estn creando las condiciones mediticas y objetivas para hacer del estado Zulia una especie de estado fallido, un territorio sin ley, "tierra de nadie" y de esta manera propiciar una intervencin militar multinacional con "carcter humanitario", para que una vez tomado el control militar del Estado Zulia crear una especie de Repblica Libre de Venezuela y desde all formar un Gobierno.

Quienes dirigen desde Washington el esquema de guerra hbrida y multidimensional contra Venezuela, creen que es ms factible ocupar militarmente y llevar "ayuda humanitaria" slo al estado Zulia que hacerlo en todo el territorio del pas. Zulia es una zona principalmente petrolera, pero tambin ganadera, que limita con Colombia, lo cual la convierte en una zona geoestratgica fundamental.

Hoy EE.UU. intenta desmembrar a los estados fronterizos de Tchira y/o Zulia de Venezuela para formar una nueva republiqueta. No se puede olvidar que Panam era territorio de Colombia y que los Estados Unidos desmembr ese territorio en 1903 para formar una nueva Repblica. La teora de la balcanizacin sigue estando presente en la mente del imperio.

Las declaraciones de Trump supuestamente en contra del presidente colombiano Ivn Duque es el aval para el retorno de Colombia a la era de la guerra civil, del conflicto interno, en momento en que el gobierno ultraconservador va en picada, con una crisis econmica y social in crescendo, prdida de credibilidad y duro fracaso en el Parlamento al pretender impugnar partes vitales de los acuerdo de paz sobre todo en lo referente a la Justicia Transicional- con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Trump critic a su homlogo colombiano por no detener el flujo de drogas desde su pas, y adems acus a Colombia de ser una de las naciones latinoamericanas junto a Guatemala, El Salvador y Honduras, que envan criminales y pandilleros a EE.UU. "Desafortunadamente el negocio de las drogas ha crecido un 50 % desde que l (Duque) est" en la presidencia.

"Los pases que tienen altos niveles de consumo [de drogas] deben enfrentar ese fenmeno, mientras nosotros hacemos lo propio en Colombia enfrentando a los crteles y a los cultivos ilcitos. Mientras nosotros hacemos esa tarea otros pases tambin deben enfrentar el comercio de precursores qumicos", ripost tmidamente Duque.

Lejos de significar un ataque a Duque, las declaraciones de Trump, le dan herramientas para presionar a la opinin pblica y a las instancias polticas e institucionales internas (en particular a la Corte Constitucional) para volver al tcnicas agresivas en contra del campesinado y al desconocimiento de los acuerdos de paz, sin los cuales el Plan Colombia que financia EEUU pierde su razn de ser.

Es un intento doble: uno, para que no se abandonen los cultivos de coca, el extractivismo y el monocultivo de palma africana; otro para seguir lucrando con la guerra y, en definitiva mantener intentar la balcanizacin o ingobernabilidad del pas. No quiere permitir Washington que Colombia deje de ser el barato proveedor de cocana y crack de su clase alta, media y de los distintos ghettos, til para el control social de los estadounidenses.,

Hay dos modelos en pugna en el poder fctico colombiano, donde una oligarqua, que el expresidente Juan Manuel Santos lidera, con un proyecto de estabilidad econmica y diversificacin productiva, y otra que apuesta al retornos de la guerra civil, que tantos beneficios les dio durante seis dcadas.

El uribismo, del cual Duque es el sucesor, persigue reavivar el conflicto social y la guerra: la superacin del conflicto significa la despolarizacin poltico-social del pas y, con ella, el fin del uribismo y su hinterland de narcotraficantes s, militares corruptos y paramilitares.

Duque quiere volver al uso del glifosato contra los cultivos de coca y retrotraer las medidas de erradicacin forzosa, desconociendo las iniciativas pactadas con los movimientos campesinos e indgenas.

Santos seal que Colombia lleva 40 aos tratando, sin lograrlo, de erradicar la coca porque nunca habamos podido llegarles a los campesinos para ofrecerles alternativas viables. Hoy con la paz s podemos, por eso yo espero que ese enfoque no lo vayan a modificar. Aadi que hay que darle a los campesinos cocaleros alternativas legales viables, no envenenarlos, ni meterlos a la crcel.

Tambin fueron muy infelices las declaraciones del presidente brasileo Jair Bolsonaro, quien al levantar nuevamente la tesis de una invasin, declar que junto a EE.UU. trabajan para dividir y crear fisuras en el Ejrcito de Venezuela y derrocar al gobierno de Nicols Maduro, () en Venezuela. No hay otro camino. Porque () quien decide si el pas vive en una democracia o en una dictadura son las Fuerzas Armadas, destac.

Qu puede hacer Brasil? Supongamos que hay una invasin militar (de EE.UU.) all. La decisin va a ser ma, pero voy a escuchar al Consejo de Defensa Nacional y luego al Parlamento brasileo para tomar la decisin, manifest Bolsonaro, mientras los militares (en su propio gabinete) tratan de impedir la entrega de la base aeroespacial de Alcntara, de las empresas estatales y la Amazonia a los intereses estadounidenses.

Los planes y estrategias de balcanizacin estn en el men de opciones de la guerra hbrida y multidireccional de Estados Unidos. Por ello, las prximas elecciones en Uruguay, Argentina y Bolivia son fundamentales para ponerle coto a la poltica imperial estadounidense.

Aram Aharonian: Periodista y comuniclogo uruguayo. Magster en Integracin. Fundador de Telesur. Preside la Fundacin para la Integracin Latinoamericana (FILA) y dirige el Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

http://estrategia.la/ 2019/04/ 14/balcanizar-la-region- destruir-los-estados-nacion-y- la-integracion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter