Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-02-2019

Entrevista a Stalin Prez Borges, dirigente de la Liga Unitaria Chavista Socialista
Costar mucho doblegarnos

Martn Mosquera
Revista Intersecciones


Stalin Prez Borges es un dirigente sindical y veterano militante socialista, actualmente integrante de LUCHAS (Liga Unitaria Chavista Socialista) y del Consejo Consultivo de la Central Bolivariana Socialista de los Trabajadores y Trabajadoras (CBST). Intersecciones convers con l sobre la actual crisis venezolana.

Antes de referirnos a la actual crisis poltica, cmo describiras la crisis social y econmica que hoy vive Venezuela?

  Esta pregunta me lleva a una respuesta bastante larga, por lo que empiezo pidiendo disculpas por el cansancio que pueda causar. La crisis econmica y social que se aceler vertiginosamente desde hace unos cinco aos para ac y ha llegado a estas podridas aguas de hiperinflacin de la que a duras penas sobrevivimos, que bate rcord mundial, responsable del gran descontento que hay en esta etapa y de este notable cambio en la correlacin de fuerza poltica de esta coyuntura, es consecuencia, para m, de tres hechos fundamentales: dos de ellos circunstanciales y uno de carcter estructural. Las circunstanciales son, en primer lugar, el sabotaje y bloqueo econmico, calificado por el gobierno como Guerra Econmica. Ese hecho es el ms determinante de esta gravsima situacin econmica y social que soportamos. El cerco comercial y el bloqueo han contribuido con una parlisis del 80% de lo poco que ya se vena produciendo en las industrias del pas, a la vez que impuso una gran baja de los enormes niveles de importacin que se vena haciendo de alimentos, medicinas, materias primas y maquinarias. Y es tambin el origen del acaparamiento y de que comerciantes inescrupulosos fijen los precios de todo tipo de mercancas, entre ellas el dlar. Lo segundo que es circunstancial, por el ndice exponencial que ha tenido en este ltimo quinquenio, es la corrupcin, la incapacidad y la impunidad, aunque tambin es de vieja data. La corrupcin y la incapacidad de parte de funcionarios del gobierno es muy grande y daina. En muchos casos se triangula la accin del sabotaje patronal y del imperialismo, con la complicidad impune de funcionarios militares y civiles, en cuanto al valor especulativo que tienen los precios finales de las mercancas que la poblacin debe adquirir. Y el problema estructural es el de la muy poca capacidad productiva nacional. Eso viene dado tambin por el histrico alto nivel de la renta petrolera, que hizo de la burguesa criolla una clase social muy parasitaria, que siempre ha dependido del precio del barril del petrleo. sta prefiere importar ms que producir y exportar. Herencia gentica o cultural, que ha arrastrado esa vieja burguesa y esta corrupta burocracia de estado y la ya insurgente boliburguesa de estos ltimos 18 aos. En este hecho estructural de la poca produccin industrial nacional hay 50 aos de responsabilidades de la IV y 20 aos de la V Repblica. Desde Chvez, a pesar de unos acertados programas y planes expuestos para repuntar el desarrollo de la industria nacional, sta qued vertida en el papel, pero no se logr concretar esa necesaria produccin nacional. Con Chvez, desde el 2007 hasta el 2012 esa incapacidad de produccin, no produjo descontento porque los altos precios del petrleo alcanzaban para importar hasta lo ms suntuoso. Pero desde el 2013 hasta ahora con Maduro, esta falla se ha pagado con creces. Al bajar los precios del petrleo no hay dinero para la importacin ni para que la industria nacional, incluida la de las empresas trasnacionales, reciban los acostumbrados dlares que se les garantizaba por el control de cambio existente. La lucha de parte de estos sectores sociales por apropiarse del reparto de esa renta es la causa principal de que en estos 20 aos de gobierno chavistas no hayan cesado las conspiraciones y el odio a muerte. Y aqu, en la ubicacin y aprovechamiento, es que entra en juego adems los intereses del imperialismo yanqui y europeo.

El 23 de enero hubo una nueva movilizacin de la oposicin, en el marco del clima golpista que inaugur la autoproclamacin de Juan Guaid como presidente encargado. Cul fue la magnitud de estas movilizaciones y su nivel de apoyo en las clases populares? Se percibe una ampliacin hacia las clases populares de la base de sustentacin de la oposicin o mantiene su lnea de flotacin en los sectores medios y altos?

Las marchas del 23 de enero (23E) convocadas por la oposicin fueron impresionantemente grandes. Las concentraciones de Caracas y de Valencia impactaron a propios y extraos. Eso los ha reanimado muchos. Los sectores de la derecha estaban muy entregados desde la eleccin de la Asamblea Nacional Constituyente. Desde esas elecciones hasta este 23 E estaban ausente en el escenario de las movilizaciones. Slo se dedicaban a las campaas mediticas contra del gobierno, (aprovechndose del descontento que se ha extendido porque el gobierno ha sido incapaz de contrarrestar con medidas eficaces los efectos de la Guerra Econmica) y contra la complicidad de los funcionarios corruptos que han permitido la especulacin de los comerciantes. Las grandes soluciones que ha conseguido el presidente Maduro son la entrega de las famosas bolsa de alimentos, contenidas en los CLAP, los decretos de Bonos de Compensacin por X causas, aumentos continuos del salario mnimo y las cestas ticket de alimentacin de los trabajadores. Medidas progresivas, pero que no han sido suficiente para cubrir la prdida del poder adquisitivo de los salarios. As que en las movilizaciones de la derecha del 23E hizo presencia la acostumbrada base social de la clase media con sectores de trabajadores, incluidos algunos sindicatos que hasta principios de este ao se saba que se reivindicaban del chavismo

Cul es el estado de nimo de las clases populares afines al gobierno? Cul es su nivel de combatividad, rechazo al golpe y apoyo al gobierno? Hay fenmenos de auto-organizacin o toda la movilizacin popular permanece subalterna a la iniciativa gubernamental?

No me lo has preguntado, pero es bueno que se tome en cuenta lo siguiente para los anlisis y las caracterizaciones: despus del 23E la oposicin hizo grandes esfuerzos para superar o llevar la misma cantidad de personas en Caracas y Valencia que en el 23E; se volvieron a movilizar para el 2 de febrero pero estas ya no fue lo mismo en cantidad y expectativas que las movilizaciones del 23E. Mientras que las movilizaciones del chavismo del 23E en Caracas fue bastante concurrida, pero estos no pusieron peso para movilizar en otras ciudades. Sin embargo, el estado de nimo de las clases populares afines al gobierno es bastante alto. Para el 28, 29, 30, 31, de enero y 1 y 2 de febrero, los chavistas organizaron en ms de seis ciudades espectaculares y tambin sorprendentes movilizaciones. La concentracin de Caracas del 2F tuvo una presencia como en las mejores pocas del chavismo. Entonces, en este momento, al chavismo se le ve ms animado para tomar la ofensiva en contra del Golpe de Estado o de la invasin en marcha. No hay por ahora, expresiones visibles de auto organizacin de las bases. El peso de la convocatoria la lleva el PSUV y las estructuras del gobierno. No obstante, en lo personal, me llama la atencin la presencia de muchos jvenes en estas movilizaciones.

Parece evidente que la estrategia golpista tiene como uno de sus objetivos centrales quebrar el apoyo monoltico de las FFAA al gobierno. Cmo ves ese aspecto? Cres plausible una intervencin extranjera sin un quiebre interno de las FFAA?

Desde mucho antes del 10 enero, la oposicin y los altos funcionarios del gobierno de Trump y hasta senadores de ese pas y algunos gobiernos como los de Duque de Colombia, Bolsonaro de Brasil, Macri de Argentina y Luis Almagro de la OEA, han estado esperando que la cada de Maduro venga de parte de sectores de la propia Fuerzas Armada Nacional Bolivariana (FANB). Pero hasta el sol y luna de hoy, en esto han fracasado. A miembros de las FANB les han ofrecido altas sumas de dlares y garantas de indultos y de nombramiento en altos cargos. Desde la auto-proclamacin de Guaid como presidente interino, la gran propuesta de este usurpador est dirigida a los integrantes de la FANB, promoviendo una supuesta Ley de Amnista para los militares que se rebelen en contra del gobierno de Maduro. Esta poltica tal vez haga algn efecto psicolgico en varios oficiales activos, pero no se han registrado expresiones a lo interno y externo de las FANB para llegar a creer que vaya a surgir una fuerza capaz de meterse en una aventura suicida junto al imperialismo y sus lacayos de la oposicin.

Cmo caracterizs globalmente la estrategia de la derecha y el imperialismo y cmo evalas hasta ahora el xito de esta estrategia?

La estrategia del imperialismo siempre ha sido sacar al gobierno chavista a como d lugar. La salida de Maduro ha sido planificada a mediano y corto plazo. Desde el mismo momento que se instal en el 2014, lo intentaron echar. Y en esta coyuntura estn en un plazo de urgencia. Esa es la razn por la que los acontecimientos para lograr ese objetivo vuelan ms rpidos que los balances que vayan haciendo de sus operaciones. Necesitan acabar con Maduro y con la experiencia de la revolucin Bolivariana y cerrar el ciclo de inestabilidad y de gobiernos llamado "progresistas" y ms o menos soberanos que irrumpieron en nuestro continente despus asumir Chvez el proceso revolucionario. Con la traicin de Lenin Moreno en Ecuador y luego de haber recuperado totalmente a Brasil y Argentina, en esa correlacin de fuerza favorable en la regin, el imperialismo hecha el resto. Por supuesto, querrn echar a Maduro y derrotar al proceso bolivariano con el menor costo poltico posible, pero si a corto plazo no lo consiguen, lo intentaran hacer al costo que sea. Trump es un proyecto de sectores del imperialismo que busca desesperadamente que EE UU vuelva a tener la hegemona mundial econmica, poltica y militar. Quieren recuperar la superioridad econmica, financiera e industrial de las que China los desplaza. La fuerza que conservan, fundamentalmente, es la militar. Y no van a adaptar sus agresiones y esa batalla por sacar a Maduro a un guion especfico o a un golpe de estado clsico. All estn los ejemplos concretos que se han venido escenificando desde hace unos diez aos: en el 2009 sacaron a Zelaya, no con el mismo estilo con el que siempre se dieron golpes de estados en Honduras; luego sacaron a Lugo en Paraguay con un golpe parlamentario en el 2012; y tres aos despus, con golpe parlamentario e impeachment, echaron a Dilma y tienen injustamente bajo prisin a Lula. Y, para completar, el imperialismo ha contribuido a que surjan como presidentes en Brasil a Bolsonaro, Macri en Argentina y recientemente Nayib en El Salvador. Para eso, vienen usando otras armas como las Fake News. Con este nuevo instrumento engaan y confunden a gruesas franjas de la poblacin. Por supuesto en estos casos han sido ayudados por las malas gestiones de los gobiernos del FMLN, de Cristina y del PT. Entonces, volviendo a aterrizar en Venezuela, tendramos que precisar que aqu el imperialismo est utilizando esos dos instrumentos: la amenaza del recurso al accionar militar y la aplicacin de la campaa de mensajes o Fake News. Atendiendo parte del contenido que haces en esta pregunta, pudieran surgir algunas variantes: entre estas est, como la que surgi en los 90 en Nicaragua con el Acuerdo Contadora/Esquipula y la posterior derrota electoral del sandinismo a manos de la insulsa Violeta Chamorro. Aqu, en este caso, se producira una derrota del proceso Bolivariano y Chavista. Hecho que no han logrado despus de casi 20 aos. Pero esta historia no est escrita, se est escribiendo, y por ahora no la estn ganando. El sentimiento antiimperialista de nuestro pueblo es histrico y muy grande. Costar mucho doblegarnos. Difcilmente la mayora de los trabajadores y el pueblo pobre aceptar izar la bandera de los EEUU, como recin lo hicieron Guaid y la direccin poltica de la derecha que le acompaa en sus concentraciones pblicas. Aqu, desde la huelga petrolera de 1936, la que se convirti en cuasi paro nacional en contra de los gringos e ingleses y de la dictadura militar gobernante, se sembr un sentimiento antiimperialista muy profundo, el cual fue reconstruido o revivido por ms de quince aos con los mensajes y las enseanzas de Chvez; aqu brot una rebelda insumisa que no cesa, desde el 27 y 28 de febrero de 1989; y en la decidida lucha sin miedo expresada en los hechos del 13 de abril del 2002 y en la respuesta al Paro Patronal y Sabotaje petrolero y todos esos enfrentamiento de resistencia que hemos hecho, para impedir que la derecha y el imperialismo saquen por las fuerza a Maduro. Recordamos que en Nicaragua desarrollaron una guerra civil y usaron la guerrilla y traicin del Comandante Edn Pastora para lograr sus objetivos

Hay una extendida imagen internacional del gobierno de Maduro, no solo en la prensa imperialista sino tambin en sectores de la izquierda, que lo describe como un gobierno completamente degenerado, corrodo por la corrupcin, la burocratizacin y el autoritarismo poltico. Representara una especie de termidor bolivariano que habra acabado con todas las conquistas del chavismo. Hay sectores de la izquierda que plantean el actual enfrentamiento como una polarizacin reaccionaria (lo que pareciera tener en mente un paralelo con experiencias como las de algunos pases de Medio Oriente, donde se enfrentan, por caso, el imperialismo y el fundamentalismo yihadista, y donde ambos sectores representan una desgracia sin atenuantes para los sectores populares) Qu penss de esta caracterizacin? Cmo evalus los elementos de autoritarismo, corrupcin y burocratizacin presentes en el gobierno de Maduro? Ha habido represin sobre la izquierda, sindicalistas o movimientos sociales? Qu papel est jugando la izquierda anti-chavista?

S, hay sectores de izquierda, entre ellas, muchas viejas organizaciones de origen trotskas, que califican al gobierno de Maduro o al rgimen, de dictadura, de fascista, de criminal y de mantener centenares de presos polticos y hasta de ser un gobierno ilegtimo. All repiten y coinciden con la campaa que hace la prensa burguesa mundial. Esos calificativos son las bases de sustentacin del imperialismo, de algunos gobiernos de la regin y de los sectores de derecha venezolana, que les sirven para pedir ahora la intervencin militar que estn solicitando, para congelar las cuentas de PDVSA en los bancos extranjeros y expropiar el Oro depositado en Inglaterra y otros robos ms en contra de los recursos del pas. Para m, esas calificaciones estn muy fuera de lugar y para nada corresponden. He sido un crtico de polticas equivocadas del gobierno de Chvez y de Maduro. S, en Venezuela hay infinidades de problemas econmicos y sociales, donde el gobierno de Maduro tiene muchas responsabilidades. Ni el gobierno de Chvez y mucho menos el de Maduro son socialistas, independientemente de que le hayan puesto la etiqueta de socialista desde a la cadena de arepas del gobierno que venda a precios econmicos, hasta cualquiera otra empresa u obra. Son innegables los altos de ndices de corrupcin de funcionarios del gobierno y de todas las instituciones del Estado; es evidente la incapacidad manifiesta para resolver la crisis econmica, impedir el dficit fiscal, la fuga de capital, controlar el precio de dlar y las estructuras de costos para roducir y comercializar. Es un gobierno que sigue pagando la deuda externa en medio de este bloqueo econmico imperialista. Que no ha tocado a ninguno de los monopolios, como el del grupo Polar u otros, cuando estos monopolios son los que esconden alimentos o los distribuyen a su antojo y sobrefacturan. Yo que vivo en Valencia, la ciudad industrial del pas, y que soy sindicalista, te puedo decir que sus zonas industriales estn casi paralizadas, que hay sectores industriales total o casi totalmente paralizados; que las condiciones de trabajo, de seguridad, de salarios en sectores fundamentales como el elctrico, petrolero, de salud, magisterio se ha desmejorado de forma alarmante. Pero tenemos que estar claro, en todo esa realidad pesa la responsabilidad del gobierno y tambin del bloqueo econmico y comercial contra Venezuela. No obstante, es una locura y canallada comparar el gobierno de Maduro con los regmenes que hay en los pases del Medio Oriente donde no hay democracia y libertades. Eso es incomparable e inaceptable. Qu el gobierno de Maduro ha cometido hechos de autoritarismo y ha reprimido alguna marcha e impedido alguna huelga? Seguro que s. Yo no justifico esos excesos. Pero eso no amerita el calificativo de represivo o la magnitud de esa campaa de denuncia que hacen. No es la misma campaa que hacen contra Brasil, Argentina, Colombia, Mxico u otro gobierno, donde la represin y los crmenes de Estado son ms palpables. Hay algunos pesos polticos y habra que abrir una comisin de investigacin para saber cuntos y quines son. Sin embargo, no todos los presos que la derecha (y hasta esa izquierda anti chavista) dice que hay, lo son. En esa lista que ellos presentan estn los antichavistas asesinos, como los que quemaron vivos a personas que encontraban en los centros comerciales ubicados en zonas residenciales de clase media y por ser considerados chavistas slo por sus aspectos fsico. Esa lista de presos polticos est llena de los que degollaron a motorizados chavistas, de los que impedan el libre trnsito y fueron responsables de muertes por esas acciones violentas. Hay sectores de la izquierda anti chavistas o anti-maduristas, que conscientes o inconscientes, le hacen el trabajo a la derecha.

Qu te pareci la reciente reunin de los integrantes de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin con Juan Guaid?

Triste. Me sent con una pena ajena muy grande. Es muy vergonzoso. Conozco a la mayora de los que estuvieron en esa reunin en representacin de la Plataforma Ciudadana en Defensa de la Constitucin (PCDC) con ese golpista y agente del imperialismo Juan Guaid. Desde hace mucho tiempo siento un gran respeto y aprecio por casi todos ellos. Pero esta accin es muy cuestionable desde cualquier punto de vista. Sus grandes argumentos son que ellos fueron a reunirse con Guaid para evitar la guerra, y para que se exprese el soberano en un referendo consultivo". Esas dos premisas quieren decir; 1) que ellos no creen que Guaid es un agente del imperialismo y que urdi su autonombramiento de supuesto presidente de Venezuela como parte de una obra maestra de dar el gran Golpe de Estado del siglo XXI, el cual est en desarrollo. Todava los del PCDC no creen que Guaid y todo su entramado, son maniobras del imperialismo yanqui y son las causas que nos pueden llevar a un escenario de violencia y muertos, adems de una ocupacin en Venezuela; y 2) acaso no saben los del PCDC que la propuesta de ese referendo consultivo o el llamado de elecciones presidenciales que estn haciendo, cuando el presidente electo apenas va a llegar dentro de cuatro das a cumplir un mes de asumir la presidencia, slo le sirve como salida a los golpistas imperialistas. Proponerle acordar referendo consultivo o elecciones presidenciales al usurpador y al gran representante en Venezuela del imperialismo y los gobiernos cmplices de este, que son los mismos que nos han impuesto un bloqueo econmico y comercial, que son las principales causas de esta crisis econmica, de esta hiperinflacin que hacen que nuestros salarios no nos alcancen para nada, es hacerle el juego a ellos Elecciones con cerco econmico y con asedio militar del ejrcito imperialista? Qu es eso? Reunirse con ese canalla para proponerle que evite la guerra, cundo l y sus amos son quienes la estn azuzando? La irona mayor es que ellos se hacen llamar Plataforma en Defensa de Constitucin. Hay que decirles a lo mexicano: no la defienda as compadre. Si esto fuera slo ingenuidad, van a tener que soportar todos los calificativos que hoy distintos grupos, organizaciones de cualquier tipo e individualidades les estn proporcionando. Hoy le las declaraciones de Gonzalo Gmez, referidas a lo que l llama tergiversaciones y calumnias en torno a la reunin con Guaid. Con Gonzalo siempre he tenido una gran estima y aprecio. Tenemos una larga data de militancia revolucionaria juntos. Fuimos dirigentes del PST La Chispa, estuve con l hasta finales del 2015 en la coordinacin nacional de Marea Socialista y estamos todava en el espacio de publicaciones de Aporrea. All, en esta declaracin de hoy, dice que: "Pretenden confundir sobre el sentido de la iniciativa: evitar la guerra y que se exprese el soberano en referendo consultivo". Sin embargo, no dice cules son esas tergiversaciones y calumnias, salvo que: "No fue en la Embajada de Colombia como maliciosamente quisieron hacer ver en las redes sociales y con sus Fake News, los equipos de mercenarios informticos". Adems de eso, en su respuesta informa que estn pidiendo tambin una reunin con carcter de urgencia con Nicols Maduro, con los mismos puntos y objetivos de la reunin que ya hicieron con Guaid, pero diciendo que la PCDC no reconoce a Guaid como presidente de la Repblica sino de la Asamblea Nacional. Y termina en su declaracin de ayer con esto: Las nicas reuniones que se estn adelantando son con embajadas como la de Mxico, Uruguay y Nunciatura Apostlica para presentarles idntico planteamiento, haciendo nfasis en la mediacin para el dilogo plural y social, y no de cpulas o cenculos, y por supuesto, en el marco democrtico-constitucional que nos da la Constitucin de la Repblica Bolivariana de Venezuela. Con esta ltima parte, lo bueno es saber que si participan ellos (PCDC) ya estas mediaciones para el dilogo plural y social no sern de cpulas o cenculos. Esto todo lo que te puedo opinar sobre la reunin de la PCDC y Guaid y sus consecuencias.

 

Hay signos de que el gobierno est dispuesto a negociar polticamente con la derecha una capitulacin o una transicin ordenada?

Deben existir miembros del gobierno, entre ellos civiles y militares, que desean ahorita negociar con sectores de la derecha venezolana y del imperialismo. Son muchos de los que ocupan altos cargos ejecutivo y de la FANB que para nada son ni anticapitalistas ni antiimperialistas. Hay algunos, que dicindolo que lo son, tienen temor a una intervencin militar imperialista o a una situacin de guerra civil. Pero, una cosa es lo que uno quiere y otra lo que las condiciones objetivas y de la lucha de clases nos pueden deparar. La direccin poltica del PSUV y el presidente Maduro y el entorno fundamental del gobierno van aceptar unas elecciones presidenciales o referendo consultivo para 30 da o en 3 meses, tutelada por los mismo organismos multilaterales que en todo este perodo los han hostigados, y cuando est empezando su perodo constitucional? Cundo tienen todava una respetada y decidida base social para resistir los embates? Van a bajar las tensiones entre las partes o el imperialismo va apretar ms? Representantes del gobierno van asistir a la Conferencia convocada en Montevideo, Uruguay, para este fin de semana. Buscarn la va del dilogo, entonces. Estn anunciando que el mecanismo de funcionamiento ser presentado para cuatro etapas: 1.- Dilogo inmediato, es decir, sentarse en la mesa; 2.- Negociacin; 3.- Compromisos o acuerdos y 4.- Implementacin. Ok, y en qu tiempo se llevar el desarrollo de esas cuatro etapas? El otro interrogante que intriga es: en ese lapso de dilogo e implementacin de los acuerdos, qu va hacer el imperialismo? Levantar las sanciones o va a mantener sus caones y misiles para apurar la implementacin de los acuerdos?

Cul es la realidad de las milicias populares? Qu capacidad de resistencia militar tendra el gobierno venezolano en caso de una intervencin extranjera o una guerra civil?

Ya en una declaracin pblica desde LUCHAS solicitamos con carcter de URGENTE la distribucin, por lo menos, en unos 11000 territorios, igual nmero de oficiales y suboficiales de nuestras FANB, para que vivan junto a las comunidades y organicen en el campo militar la resistencia antiimperialista. Creo que hay que concretar la alianza cvico militar desde los espacios comunitarios. En esa declaracin que hicimos expresamos que: En ese entorno, exhortamos a los trabajadores y al Pueblo a integrar voluntariamente esas "50 mil Unidades Populares de Defensa en todos los barrios, ciudades y en cada rincn del Pas (entidades de trabajo y estudio), para que respalden y fortalezcan la Defensa Integral de la Patria", que el presidente Maduro ha pedido conformar. Las milicias populares o esas Unidades Populares de Defensa estn en un proceso de construccin. Y el Cuerpo de las Milicias  existe desde hace aos y ya hay dos millones de milicianos, muchos de los cuales estn siendo llamados a insertarse como soldados activos y permanentes en las otras fuerzas de la FANB. Tambin se dice que la capacidad de armamento de la FANB es muy moderno, que tiene buena logstica y es de un profesionalismo bastante respetable.

Tambin queremos llamar a constituir las Brigadas Internacionales Simn Bolvar de solidaridad con Venezuela. Y que 1) la Federacin Sindical Mundial (FSM), las centrales nacionales, federaciones, sindicatos, y distintas organizaciones de los movimientos sociales del mundo, comercialicen medicinas, alimentos y materias primas con el gobierno legtimo del presidente Maduro y/o las organizaciones sindicales y del movimiento social venezolano. Y 2) que las organizaciones sociales de Amrica Latina organicen Caravanas de Solidaridad con Venezuela y entren por nuestras fronteras con Colombia y Brasil.

Hace tiempo que el gobierno parece paralizado en el terreno econmico-social. En este aspecto, el gobierno expone, en primer lugar, incompetencia para enfrentar el asedio econmico y la cada del precio del petrleo. Pero tambin tiene responsabilidad por una desorganizacin econmica general que no puede responder solamente a un sabotaje deliberado, sino que suele ser una consecuencia, ms objetiva, de la aplicacin de fuertes polticas redistributivas sin que medie una ruptura decisiva con la estructura capitalista heredada (lo que lleva a huelga de inversiones, fuga de capitales, inflacin, etc.). El gobierno tiene alguna iniciativa a este respecto? Medidas drsticas como la nacionalizacin del sector bancario y del comercio exterior o la expropiacin de las empresas que especulan con el sufrimiento popular estn presentes en los debates o son propuestas por algn sector del gobierno?

Considero que en estos puntos en donde basas tus preguntas es en donde estn los talones de Aquiles del gobierno. Y si no acta pronto y no resuelven las consecuencias de su parlisis en cuanto al terreno econmico y social, esto har ms dao que cualquier misil o entrada de ayuda humanitaria imperialista. Si no logra controlar, de forma efectiva y a largo plazo, la especulacin cambiaria y el desabastecimiento, los precios de alimentos y medicinas e incentivar la produccin nacional de bienes de consumos y servicios, a mediano plazo terminar de perder su base social y difcilmente sobrevivir. Entre otras cosas tiene que decidir no seguir pagando la deuda externa, impedir fuga de capitales, imponer gravmenes progresivos al patrimonio y una distribucin y control de las mercancas desde el funcionamiento de un Estado Comunal y de los trabajadores, o moriremos en el intento.

 

Entiendo que es difcil hacer un pronstico en este contexto pero igualmente tengo que preguntarte: qu se puede esperar? Qu hiptesis sobre la evolucin de los acontecimientos te parecen plausibles?

Si, si es muy difcil hacer algn pronstico. No tengo pronsticos. Djame despedir esta entrevista con nuestro lema o razn de ser: Lucha y lucha, no dejes de luchar, por un gobierno obrero, obrero y popular.

http://intersecciones.com.ar/index.php/articulos/147-venezuela-costara-mucho-doblegarnos



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter