Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-10-2018

Que nadie se queje. El fascismo avanza porque se ningunea a la clase trabajadora

Carlos Martnez Garca
Nueva Tribuna

El avance de la extrema derecha se est produciendo de forma lenta pero inexorable y su gran trampoln no son sino las medidas tomadas por el establishment y sus polticos


La irrupcin de VOX en Vistalegre, la victoria de Bolsonaro en Brasil en la primera vuelta de sus elecciones presidenciales y el avance de partidos de extrema derecha en Europa ha generado en muchas personas progresistas el pasado fin de semana (6 y 7 de octubre) toda una reflexin e incluso miedo en el horribilis y fatdico 7 de octubre. Ha irrumpido incluso cierto temor y ante un o una fascista lo ltimo a demostrar es miedo.

El avance de la extrema derecha se est produciendo de forma lenta pero inexorable y su gran trampoln no son sino las medidas tomadas por el establishment y sus polticos, la presin de las grandes multinacionales y las grandes fortunas al objeto de que la crisis capitalista de 2007 la pagsemos la clase trabajadora, dentro de ella los humildes, las pensionistas y los pensionistas, las y los pobres, las mujeres empobrecidas doblemente y el nuevo precariado que es su creacin ms importante. La laminacin del estado del bienestar su exigencia, al objeto de rescatar a bancos y a grandes empresas y encima rebajarles los impuestos a banqueros, ricos y un montn de multinacionales que ni siquiera tributan o lo hacen desde parasos fiscales nos ha devuelto la extrema derecha.

La crisis ha popularizado otros inventos como la economa colaborativa que no es sino la forma ms cruel y descarnada de capitalismo, con la uberizacin econmica que la debilidad sindical y el miedo, el miedo a todo cuando muchas personas no saben si el mes que viene podrn pagar el atraco consentido del recibo de la luz o llenar la nevera o poder pagar el alquiler. Pero es que los polticos del sistema tambin tienen miedo y se lo tienen a los poderosos y a los que de verdad mandan, que son los capitalistas.

Resulta que la clase obrera ya no existe y se sigue afirmado cuando menos gana el personal, ms contratos precarios hay, menos derechos tienen las trabajadoras y trabajadores, se recortan servicios o no se vuelven a reponer los hurtados y el paro sigue siendo de rdago y no tan solo en Espaa. Estpidos, habis hecho crecer al fascismo ante la cobarda de las izquierdas y su falta de resolucin para enfrentarse con decisin a la austeridad.

Las crisis econmicas capitalistas, por otro lado, siempre han hecho florecer los nacionalismos totalitarios y los fascismos. Los racismos y el miedo. De eso se benefician los ricos y las grandes empresas, pues los populismos siempre buscan otros enemigos, jams los causantes reales, como son los inmigrantes, otras razas o religiones, los partidos polticos y los polticos electos, los sindicatos, incluso ahora en variante fascista del reino de Espaa, para VOX, las mujeres. Eso adems se produce porque as se aparta la vista de las clases dominantes, la banca privada, los ricos y las castas funcionariales altas que siempre colaboran con ellos, estn en Bruselas, Londres o Madrid. Esos, los capitalistas son los verederos responsables de nuestros sufrimientos, no otros dbiles y menos todava las mujeres, lo cual resulta aberrante y esa es la innovacin de VOX.

Pero los fascismos siempre tienen cmplices en las derechas civilizadas y bienpensantes. Les hacen el trabajo sucio y encima engaan a personas que no suean con que las cosas puedan cambiar. Es el miedo lo que lleva a las clases populares a votar extrema derecha y la inexistencia de ideas en la contraparte.

Est muy estudiado, que la propuesta del partido demcrata de en los EE.UU de presentar a Hilary Clinton haciendo incluso pucherazo contra Sanders le llev a la derrota, pues sectores obreros que apoyaban al senador socialista, prefirieron no votar o hacerlo a Trump antes que a la pija corrupta demcrata. En Brasil tambin se ha pagado muy caro no presentar a Lula, en este caso han sido los corruptos jueces y la derecha corrupta los que han encarcelado al lder obrero y socialista para dejar al PT sin alternativa creble. En ambos casos el sistema impide articular una respuesta progresista y socialista y en ambos casos avanza el fascismo. Pero es que recientemente incluso en la meca de la socialdemocracia, Suecia, la extrema derecha avanza ante un partido socialdemcrata carente de ideas y que ha renunciado a sus postulados ms ilusionantes y a sus referencias del siglo XX. Aceptar las polticas de austeridad que la UE impone es facilitar el ascenso de la extrema derecha, sea en Alemania, Suecia, Francia, Italia Espaa.

No ver que la extrema derecha avanza sobre una Unin Europea obsesionada con la austeridad, la deuda e imponiendo techos de gasto, han convertido a la UE en bastin neoliberal mundial y tonta de remate e intil a la hora de defender los derechos de su agricultura, su industria, su comercio, los derechos de sus clases trabajadoras y su propio acervo legislativo favoreciendo a las multinacionales. Es indignante e indigna a las clases populares y no verlo es favorecer el fascismo.

Pero el fascismo se puede frenar Quin habla ya del UKIP en GranBretaa? Gracias Corbyn.

El nuevo socialismo anglosajn est consiguiendo que se vuelva a hablar de socialismo, en los barrios obreros y populares de los EE.UU no son fascistas lo que surgen, sino candidatas socialistas del DSA que poco a poco avanzan. Lo hacen porque tienen un programa socialista y el trumpismo est teniendo una fuerte respuesta popular por parte de las mujeres y sectores importantes las clases trabajadoras.

Cuando el estado del bienestar se debilita y esto es lo que imponen ricos y multinacionales, las ayudas sociales y los servicios pblicos se debilitan y ante esto gran parte de nuestras sociedades alienadas culturalmente por el neoliberalismo, hacen competir entre s a las y los pobres o empobrecidos y entonces el enemigo es el vecino, el negro, el moro, el ecuatoriano y no quien genera esta situacin imponiendo la austeridad. Entonces llega el demagogo encontrando culpables y acusando a todos los dems de corruptos y engaa.

Por eso el socioliberalismo, el liberalismo, las reformas suaves, las llamadas buenistas, la filosofa burguesa que no cuestiona la austeridad, no pueden frenar al fascismo. De hecho a la derecha poltica neoliberal le viene bien, pues derechiza su agenda poltica y por tanto puede imponer lo que de verdad desea. Ahora que experimentos populistas, tampoco sirven, de hecho en Italia las puertas a Salvini y la extrema derecha, se las ha abierto el Movimiento 5 Estrellas.

Carlos Martnez Garca, politlogo, de la plataforma socialista pro-PSF.

Fuente: https://www.nuevatribuna.es/opinion/carlos-martinez-garcia/nadie-queje-fascismo-avanza-porque-ningunea-clase-trabajadora/20181009091249156335.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter