Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-09-2018

Entrevista a Moyss Pinto Neto, doctor en Filosofa y profesor de la Universidad Federal de Rio Grande del Sur (UFRGS)
El PT sabe que precisa del antipetismo para mantener su hegemona poltica

Gabriel Brito
Correio da Cidadania


Despus del episodio del atentado a Bolsonaro, los debates pre-electorales se calentaron todava ms y el sentimiento de polarizacin en torno al candidato ultraderechista aument. Con la subida de Fernando Haddad en las encuestas, la expectativa de una segunda vuelta con una versin radicalizada en relacin a las polarizaciones petucanas (ndt: entre el PT y el PSDB) se afirm. Para analizar un cuadro cada vez ms tenso y tambin las dems posibilidades electorales, Correio da Cidadania entrevist Moyss Pinto Neto, doctor en Filosofa, graduado en Ciencias Jurdicas y Ciencias Criminales, profesor en la Universidad Federal de Rio Grande del Sur (UFRGS) y en Pontificia Universidad Catlica de Ro Grande del Sur (PUCRS).

Gabriel Brito.- Cmo evala las repercusiones electorales del atentando contra Jair Bolsonaro, candidato a presidente del PSL (Partido Social Liberal), en el evento de Juiz de Fora?


Moyss Pinto Neto.- Una noticia terrible para la democracia brasilera. Primero, porque explicita el clima de violencia poltica que se torn dominante en los ltimos aos y cada mes parece subir un grado de temperatura. Tuvimos antes tiros a los mnibus de Lula, muchas agresiones verbales y fsicas esparcidas en mltiples eventos y lo ms grave de todos: el asesinato de Marielle Franco. Ser democrtico significa reconocer el pluralismo como elemento constitutivo del rgimen poltico.

Hoy eso parece cada vez ms difcil para cada una de las fuerzas polticas. Adems de eso, el tipo de pensamiento del agresor fue muy tpico de un ambiente de paranoia y conspiraciones que tiende a producir el distanciamiento de los ms lcidos, dada la intoxicacin del debate y la aparicin de esas figuras-zombis que parecen conducidas por fuerzas enloquecidas. Una cierta dimensin delirante de la poltica de la poltica cuyo efecto puede ser caer en una guerra civil o, al mnimo, en una multiplicidad de atentados de gnero.

Segundo, porque debilita el debate electoral, blindando a Bolsonaro de la inquisicin necesaria que, para muchos, lo ira a debilitar. Al tener que exponer sus ideas extremistas, Bolsonaro se vera constantemente forzado a una posicin antiptica y sectaria. Cuando la cuchillada, su crecimiento se haba estancado y el rechazo aumentaba, Luego, siendo vctima, pas a ser visto con menos antipata y cre un blindaje todava mayor con su squito de fanticos.

Gabriel Brito.- Qu piensa de la postura del PT en mantener hasta el lmite la candidatura de Lula? Y qu piensa de la frmula Fernando Haddad - Manuela dvila?

Moyss Pinto Neto.-
Muestra que el proyecto petista es, ante que todo, mantenerse como el principal partido nacional. La perspectiva del PT siempre fue estirar la cuerda lo mximo posible. En el pice del lulismo, el PT saba que acumulaba fuerzas que podran ser quemadas en un futuro prximo. Sobraba capital poltico.

Ese capital fue dilapidndose con el desastroso gobierno Dilma (en sus dos mandatos). En la poca de la segunda vuelta del 2014, una enorme franja del electorado ya declaraba voto crtico, lo que significaba que votaban ms para evitar a Acio Neves que creyendo, propiamente, que la primera gestin de Dilma pudiese ser cancelada. Se propona un giro a la izquierda pensando en la miseria poltica que fue el primer mandato, cuando figuras como Marco Feliciano y Eduardo Cunha acabaron tornndose lderes del Congreso gracias al desinters economicista de la presidenta y su bancada legislativa.

En el segundo mandato, con el engao electoral (una campaa pautada ms a la izquierda -para contrastar con Marina Silva. seguida de la aplicacin de todas las medidas de ajuste fiscal que fueron negadas e imputadas a sus adversarios) el capital poltico del PT se dilapid an ms.

Pero estaba la carta Lula. La extrema popularidad (as como el extremo rechazo) del ex presidente todava daba margen para mucha competitividad, bien por encima de Ciro Gomes y Marina Silva. As, el PT resolvi quemar hasta el ltimo hilo de su capital poltico, usando la carta Lula hasta el fin.

Se puede decir que es una lucha tica contra la prisin injusta o contra el golpe, pero sabemos que eso es ms un juego de escena poltica para la militancia que cualquier otra cosa. La fuerza del PT est en su lado movimiento, que a pesar de todas las crisis contina todava inigualable en Brasil. El lado partido, en tanto, es absolutamente pragmtico y hace alianza con el que sea. Es maquiavlico en el sentido neutro de la palabra. La estrategia llev en consideracin los dos aspectos y consigui retomar, con relativa facilidad, la hegemona de la izquierda.

Gabriel Brito.- Cmo analiza las dems candidaturas hasta el momento en carrera? Ciro o Marina son alternativas interesantes para contraponer la agenda de los ltimos aos?

Moyss Pinto Neto.-
Desde un punto de vista general de la izquierda, considero que son excelentes candidaturas porque explicitan las dos tendencias internas del lulismo. Ciro Gomes, el desarrollismo, la recuperacin del empleo, de la industria, inclusive en su aspecto malo de ignorar la pauta ambiental e indigena. Marina Silva, un experimentalismo que combina polticas sociales y ortodoxia econmica, algo prximo de lo que Nancy Fraser llama neoliberalismo progresista.

Ciro es Lula II (2008-10) y Dilma; Marina es Lula I (2003-07), con ms austeridad fiscal y apuesta en las invenciones en el campo fuera de la macroeconoma. Seran dos liderazgos altamente calificados para suceder al PT si el partido no tuviese la compulsin de slo admitir la unidad de la izquierda bajo su direccin.

La candidatura Boulos, resbala en la ambigedades del PSOL. La presencia de Sonia Guajajara es la mejor noticia de la eleccin, pero al mismo tiempo sabemos que tambin existe un desarrollismo duro en el PSOL. El propio Boulos, adems de eso, qued preso en relacin a la candidatura Lula y no consigui colocarse como lnea de frente de un proyecto futuro.

Gabriel Brito.- En cunto a la derecha que se presenta menos radical, cree que Alckmin, Amodo y Meirelles tienen grandes diferencias?

Moyss Pinto Neto.-
Son diferentes, Alckmin es un social-liberal de perfil conservador que ahora perdi un poco de las amarras que existan en la resistencia a polticas ms liberales en la economa. Con el crecimiento de ese discurso por medio de diversos rganos de emisin que traen a Brasil el discurso thatcherista, el PSDB asumi una lnea ms privatizadora.

Meirelles por su vez, intent una candidatura full liberal, esto es, liberal en el comportamiento (expresando posiciones sobre drogas y aborto) y en la economa, Curiosamente, se confundi en el lulismo e intent presentarse como alternativa pragmtica.

Finalmente, Amodo busca consolidar un campo ms fuerte desde el punto de vista ideolgico -algo como un PSOL de la derecha- en torno al liberalismo econmico. A pesar de eso, adopta el modelo norteamericano de liberal conservador y, caso un da crezca, pode ser conducido en mltiples aspectos.

Gabriel Brito.- Volviendo a Bolsonaro, qu piensa de su programa econmico y de la figura de Paulo Guedes?


Moyss Pinto Neto.- La ms pura repeticin del pinochetismo. Tecncratas econmicos volcados dejar que los ms ricos impongan su agenda econmica. Eso se combina al populismo autoritario de Bolsonaro que, haciendo de la comicidad su propia forma de decir, yo soy como usted, consigue producir una nueva nube afectica a su alrededor.

La responsabilidad poltica de Paulo Guedes [1] es inmensa, ya que la campaa de Bolsonaro pasara por significativas dificultades sin un fiador en el mercado Nunca podremos olvidar el papel que se seos y su programa produjeron para la crisis de la democracia en Brasil..

Gabriel Brito.- Sobre la izquierda, cmo a analiza en esta disputa electoral su actuacin desde el impeachment?

Moyss Pinto Neto.-
Completamente fragmentada. Muchos dan por suficiente hacer un diagnstico psicolgico de lo que seran vanidades y resentimientos que nos separaran. Hay, en tanto, diferencias reales en trminos de proyecto, diagnstico y estrategia. No veo mucha chance de que se produzca una unificacin.

Lo que queda ms claro desde el impeachment es que la derecha encontr un lenguaje ms permeable al sentido comn -que envuelve punitivismo y crtica al gobierno- que la izquierda. Ya en los aos 1970, Stuart Hall destrababa esa situacin mostrando como la hegemona de la derecha es conquistada no apenas desde arriba, con el discurso contra la financiarizacin como se acotumbra a pensar, sino desde abajo, con una subjetivacin que consigue conectar con la vida de las personas.

La lucha que sabamos era a decisiva en estos ltimos aos, por ganar a la llamada clase C, batalladores o nueva clase media, est siendo ideolgicamente perdida por mil y una razones.

Adems de eso, tenemos muchos diferendos entre nosotros. Para unos, la prioridad es que el PT retorne al poder, para vengar el golpe y reciclar los cuadros de la dcada pasada. Para otros, la alarma antifascista es tan alta que nos llevara a recorrer todas las estrategia posibles para evitarla. Entre una y otra, nuestra fuerza ms potente, el PT, est sin duda al lado de la redencin. El PT siempre restaura la polarizacin porque precisa del antipetismo para mantenerse como eje de la poltica.

El riesgo que Ciro y Marina representan es exactamente se: desplazar al PT del eje y tornarlo una fuerza poltica entre otras en una escisin mayor. Por eso, a pesar de la rivalidad, el PT sabe que el antipetismo es un verso dialctico necesario para la afirmacin de su hegemona. El combate el antipetismo, pero no puede atravesar por otra configuracin, como desde 2013 diversas veces fue sealado.

Tanto por la estrategia pragmtica, cunto por su lcarcter de movimiento, an si perdiera, el PT est ms preocupado en hablar para la Historia, con H mayscula, que propiamente en evitar el fascismo. Para el resto de la izquierda, es desesperador.

Gabriel Brito.- Considera que las grandes necesidades nacionales estn debidamente en discusin, al menos en alguna de las candidaturas? Cules deben ser las prioridades polticas brasileras?


Moyss Pinto Neto.-
Hay varias grandes necesidades, como previsin social, legislacin laboral y poltica fiscal, siendo debatidas con bastante ahnco. Pero otras bien serias, como educacin y proyecto para el siglo 21, ni consiguen entrar en el debate. Los dos grandes desafos que se colocan -la construccin de un modelo que no sea inviable desde el punto de vista ecolgico y la Cuarta Revolucin Industrial- estn a kilmetros del debate.

En ese sentido, el populismo sirve para debilitar todava ms tales debates. Promueve la infantilizacin de las cuestiones en una lucha nosotros contra ellos y acaba, as, eliminando la conciencia de complejidad de los problemas.

Gabriel Brito.- Hay de hecho una onda fascista en eclosin en Brasil? Reflejara vientos globales?


Moyss Pinto Neto.-
S, hay una onda fascista, aunque ni todas las personas que adoptan el candidato de extrema drecha sean fascistas. Pero que existe una germinacin micro-poltica de ideas de unidad, de destruccin de la diferencia y una cierta sed de destruccin de las instituciones, sumada al culto al lder, parece evidente. Grupos sociales que venan perdiendo espacio, o al menos quedndose en casa, estn cada vez ms visibles.

As como la onda anterior, llamada por algunos ciudadana, y como todo en el mundo actual, sta se conecta a movimientos globales que amenazan crear un gran Armagedon por todo el planeta, restaurando ideas y jerarquas en nuevas configuraciones. Putin es el arquitecto de ese nuevo mundo.

Gabriel Brito.- Qu vislumbra para el pas luego de las elecciones? Seguiremos en crisis profunda?

Moyss Pinto Neto.-
Es difcil que escaparemos, en un futuro prximo, de perder nuestras libertades.


Nota (Correspondencia de Prensa)
[1] Paulo Roberto Nunes Guedes, economista y banquero. Uno de los fundadores del think tank brasilero Instituto Millenium, y socio-fundador do grupo financiero BR Investimentos que luego se hizo parte de la Bozano Investimento. Coordina el programa econmico de Bolsonaro, defiende un plan de choque de privatizaciones de las empresas pblicas, y un pacto federativo entre los estados y municipios, usando los recursos de las privatizaciones para reducir la deuda pblica.

Traduccin: Ernesto Herrera, para Correspondencia de Prensa.


Fuente (de la traduccin al castellano): https://correspondenciadeprensa.com/2018/09/26/brasil-el-pt-sabe-que-precisa-del-antipetismo-para-mantener-su-hegemonia-politica/
Fuente (del original en portugus): http://www.correiocidadania.com.br/34-artigos/manchete/13476-o-pt-sabe-que-precisa-do-antipetismo-para-manter-sua-hegemonia-politica


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter