Portada :: Brasil :: Elecciones en Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2018

Acerca de por qu Ciro Gomes es la mejor opcin

Arsino Orihuela Ochoa
La Digna Voz (Mxico)


Pocas veces decido escribir proselitistamente. Nunca me llegaron al precio (ntese la irona). Pero en esta oportunidad juzgu necesario, por la peligrosidad del momento histrico, recomendar a un candidato de unos comicios en los que, por cierto, no tengo ninguna facultad para votar o intervenir, salvo por el impersonal recurso de las teclas. Y quiero llamar la atencin del caso brasileo porque en este pas se juega, el prximo octubre, el destino de la regin. Estoy seguro de que esta inferencia trillada la habrn escuchado o ledo en ms de un espacio de prensa. Pero no repito irreflexivamente tal frase usada por pura presuncin periodstica. Me remito a los cold facts. Brasil es la primera economa de Amrica Latina, la segunda en todo el continente, y la sexta a nivel mundial. Hasta hace poco formaba parte de los BRICS el bloque de las cinco economas nacionales emergentes ms potentes del mundo (Brasil, Rusia, India, China, Sudfrica). Brasil y su lder histrico, Luiz Incio Lula da Silva, subvirtieron las reglas de la geopoltica regional. Alteraron, por primera vez en la historia de la Amrica independiente, la correlacin de fuerza entre los Estados latinoamericanos y Estados Unidos. No obstante, en el ltimo par de aos Brasil descendi del BRICS al FAO (Organizacin para la Alimentacin y la Agricultura que lucha contra el hambre). Su ms destacado dirigente poltico, Lula, est recluido e incomunicado en una crcel. Y en materia de poltica exterior, Brasil retrocedi por lo menos un siglo, al transitar del protagonismo diplomtico global al vasallaje proestadunidense. De consumarse un triunfo del puntero en las encuestas electorales, Brasil desandara el trecho civilizatorio conquistado en los ltimos cinco lustros, y con ello arrastrara a franjas enteras de la regin a un perodo de oscurantismo, cuyo precedente ms inmediato es el captulo de las juntas militares sudamericanas en los 60s-80s. Y s, en efecto, el objeto de este artculo decididamente proselitista es pedir al elector brasileo, y a la prensa solidaria internacional, que evitemos, sin confrontaciones ideolgicas estriles, tal catstrofe.

En la antesala de la eleccin presidencial en Brasil, las encuestas sitan al candidato Jair Messias Bolsonaro a la cabeza de la intencin de voto (28%). Para quien no conoce a Bolsonaro, se trata de un militar en reserva oriundo de Ro de Janeiro, militante del Partido Progresista (que de progresista slo tiene el nombre), y quien hasta hace poco ejerca su sptimo mandato en la Cmara de Diputados de Brasil. Actualmente es candidato a la presidencia por el Partido Social Liberal. Es conocido por sus posiciones ultraconservadoras en todos los renglones: social, poltico, econmico, civil, y por su resuelto apoyo a la dictadura militar de 1964. Algunos observadores de la poltica regional acostumbran caracterizarlo como el Donald Trump de Brasil, si bien la equiparacin es inexacta por una razn central: Bolsonaro no es nacionalista y, de hecho, promete privatizar-extranjerizar toda la economa de Brasil (y all radica su ms notoria debilidad, y que ninguno de sus rivales parece advertir).

Por otro lado, apenas la semana anterior se oficializ la candidatura del exalcalde de So Paulo Fernando Haddad por el Partido de los Trabajadores (PT), en relevo del expresidente Luiz Incio Lula da Silva, inhabilitado polticamente por el Supremo Tribunal Federal con la excusa de las dos condenas que, por cierto, mantienen al histrico lder del PT recluido en una prisin de Curitiba, por presuntos actos de corrupcin. A la fecha, ni el crimen de responsabilidad que interrumpi va impeachment el mandato de Dilma Rousseff ni las acusaciones que precipitaron el encarcelamiento de Lula han sido probados con base en asideros jurdicos sostenibles. En la ltima encuesta divulgada, Haddad registra 19% de las preferencias electorales, gracias al efecto de transferencia de votos que desde la crcel Lula traspas.

No tan lejos del improvisado candidato del PT, se encuentra el exministro de Integracin Nacional Ciro Ferreira Gomes del Partido Democrtico Laborista (PDT en portugus: Partido Democrtico Trabalhista) con 13% de intencin de voto en las encuestas. Ciro como lo llama el pblico lleg a ser elegido gobernador del estado de Cear con tan slo 32 aos de edad, y es acaso el poltico ms ilustrado de Brasil. Que apenas coseche un porcentaje ligeramente superior a 10 puntos en las preferencias electorales se explica no por una falta de simpatas entre el electorado, sino por la estrategia del PT y Lula de aislar a Ciro y escamotear sus alianzas con otros actores, en un sistema de partidos como el brasileo que se rige por coaliciones. La prensa nacional e internacional tambin contribuy a tal ostracismo del candidato del PDT, pues todas las corrientes de opinin e informacin concentraron la atencin en el caso Lula, y nunca nadie se detuvo a reparar que, al menos en la eleccin en puerta, el mejor candidato es Ciro Gomes. En seguida expongo tres razones para sustentar tal argumento.

  1. La polarizacin poltica que atraviesa Brasil es, sin duda, una de las ms lgidas del mundo. El riesgo de una guerra civil sin cuartel es sensiblemente alto. Ya estn en curso algunos efectos de esta preguerra o guerra de baja intensidad (e.g. la militarizacin de Ro de Janeiro; la marca histrica de 62.5 mil homicidios en el ltimo ao; el asesinato de la defensora de derechos humanos Marielle Franco y otros activistas, etc.). Una segunda vuelta electoral entre Jair Bolsonaro y Fernando Haddad favorecera una escalada de la guerra en Brasil. Ciro Gomes, que es un fiel representante de los valores del campo progresista, y acaso uno de los pocos polticos en Brasil que nunca enfrent una acusacin de corrupcin, desactivara el escenario de la preguerra, anulara el ascenso del fascismo, revitalizara la confianza de la ciudadana en la poltica desmoralizada en niveles delirantes, y refrendara la vocacin de izquierda de Brasil sin costo poltico que saldar al trmino de la eleccin.
  2. La estrategia urdida por el PT que consisti en sostener hasta el final de la campaa a Lula como candidato del partido para luego transferir los votos a su superdelegado, Fernando Haddad, result a todas luces contraproducente: elev la intencin de voto de Bolsonaro de 21% a 28% (por cierto que ningn petista reconoce pblicamente tal efecto). Esto significa dos cosas: uno, que es altamente probable que el PT en una segunda vuelta incite la radicalizacin del voto anti-petista-anti-poltico y que tal inercia se traduzca en un triunfo de Bolsonaro; y dos, que incluso en el caso de una victoria en segunda vuelta del PT, el gobierno electo enfrentara un clima de oposicin tan feroz que comprometera cualquier tentativa de gobernabilidad. La cpula militar ya amenaz con un golpe de Estado. Y no preocupa tanto lo que digan los representantes de las fuerzas armadas como s la simpata que acopian en amplias franjas de la poblacin vidas de revanchismo ciego. El problema del golpismo es que despierta hambre de golpismo entre el pblico. En el PT no han entendido o no quieren entender por sordera sectaria que las disposiciones que han adoptado en esta eleccin continan alimentando la tentacin golpista. Si lo importante para la izquierda es, efectivamente, el inters popular, con Ciro Gomes est garantizada la continuidad de las conquistas populares del PT, y sin la animadversin que despierta el partido entre muchos brasileos. Por otro lado, un triunfo de Ciro significara una leccin lapidaria para las lites brasileas: a saber, que Brasil elige progresismo no por ideologa, sino por conviccin. Ciro representa la posibilidad de ratificar la vocacin democrtica del pueblo brasileo al rejuvenecer inteligentemente, y por el recurso del voto, el rostro de tal vocacin.
  3. Los militantes del PDT acuaron la frase Sem Lula Ciro (Sin Lula es Ciro). En cuestin de marketing, la consigna es brillante. En trminos polticos reales no tanto. Sostengo que con Lula o sin Lula Ciro es la mejor opcin. Nadie discute que Lula es una de las figuras polticas ms emblemticas e influyentes de Amrica Latina. Es un imprescindible. Pero tampoco nadie puede objetar que la crisis del PT es fruto de errores estratgicos del propio partido que ponen en aprieto al borde del abismo fascista a los sectores ms desfavorecidos de Brasil. El programa nacional de desarrollo que ha propuesto Ciro Gomes corrige tales errores estratgicos, y restaura, con potencial tcnico sin precedentes, las bases econmicas que habilitan una estada sustentable de las fuerzas progresistas en el poder y sin interrupciones golpistas.

Continuar


Fuente: http://www.ladignavoz.mx/2018/09/elecciones-brasil-2018-acerca-de-por.html

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter