Portada :: Otro mundo es posible
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-07-2018

Futuro del trabajo basado en produccin y empleo sostenibles: las cooperativas?

Eduardo Camin
Rebelin


Cada ao, el primer sbado de julio, la comunidad internacional celebra el Dia Internacional de las Cooperativas. El tema de este ao ha sido Consumo y produccin sostenibles de bienes y servicios que coincide adems con la accin de la Organizacin Internacional del Trabajo (OIT) a favor de un mundo basado en modelos de produccin y empleo sostenibles.

Recientemente la Jefa de la Unidad de Cooperativas de la OIT, Simel Esim, seal el impacto positivo del compromiso de las cooperativas a favor de una produccin y consumo sostenibles. Y agreg que, por ejemplo, en el norte de Sri Lanka,despus de aos de guerra civil, vi cmo las cooperativas contribuan a reforzar la resiliencia de las comunidades locales

Una evaluacin rpida realizada al inicio del proyecto de la OIT Empoderamiento local a travs del desarrollo econmico (LEED en ingls) por otra parte, indic que las cooperativas eran las nicas estructuras estables presentes en el norte de Sri Lanka antes, durante y despus del conflicto. Desde 2010, el proyecto apoya a las cooperativas agrcolas y de la pesca al garantizar certificaciones de comercio justo para sus productos y ayudarlas a establecer vnculos comerciales.

Simel tambin weala que he escuchado historias inspiradoras de otras regiones del mundo sobre lamanera en que las cooperativas han unido fuerzas para contribuir con el consumo y la produccin sostenibles y el trabajo decente, con frecuencia gracias al intercambio comercial entre cooperativas.

Cooperativas y comercio justo

Algunas de estas historias fueron compartidas en una reciente reunin del movimiento cooperativo y del comercio justo en Ginebra. Ah se constat, cmo el caf de las cooperativas de productores de Kenia ha llegado a los anaqueles de COOPen Dinamarca y las pias biolgicas de una joven cooperativa de Togo se venden en las cooperativas de venta al detalle en toda Italia .

Tambin escuchamos de qu manera las cooperativas de consumidores en Asia Oriental han desarrollado productos con la etiqueta biolgica y, a la vez, educan a sus miembros sobre las condiciones de trabajo de los productores y de los trabajadores, as como a reducir el desperdicio de alimentos y el consumo de materiales plsticos.

El consenso al cual lleg la reunin fue que el intercambio comercial entre cooperativas puede ayudar a disminuir los costos del comercio, garantizar precios ms justos y mejores ingresos para los miembros de las cooperativas y sus comunidades. Existen oportunidades no slo en la cadena de suministro de la agricultura, tambin en la confeccin y en otros sectores. Las cooperativas de ambos lados de la cadena de suministros se unen para acortar las cadenas de valor, mejorar la trazabilidad de los productos y adoptar prcticas respetuosas del medio ambiente.

En la OIT, dice Simel Esimcolaboramos con nuestros mandantes a fin de mejorar la huella medioambiental y social de las cooperativas en todo el mundo, destacando que cuando la OIT sigue promoviendo un futuro de trabajo basado en modelos de produccin y empleo sostenibles, una de nuestras prioridades en los prximos aos ser facilitar el desarrollo de vnculos entre los mandantes de la OIT y las cooperativas.

El objetivo es el de estimular una accin comn a favor de prcticas de produccin y de consumo responsables, el desarrollo de las economas verdes y circulares y la promocin del trabajo decente en las cadenas de suministro. La OIT considera que las cooperativas no slo son importantes como medio para mejorar las condiciones de vida y de trabajo de mujeres y hombres en todo el mundo, sino que tambin ponen a disposicin de los usuarios infraestructura y servicios esenciales, incluso en reas olvidadas por el Estado y las empresas inversoras.

Las cooperativas tienen una probada trayectoria en materia de creacin y mantenimiento del empleo, ya que actualmente brindan ms de 100 millones de puestos de trabajo. Asimismo, contribuyen al avance del Programa Global de Empleo de la OIT y a la promocin del trabajo decente.

Reverso y anverso del informe: el da de la falsa prosperidad

Hace mucho tiempo que insistimos sobre la otra lectura, o la pequea letra de los contratos, ya que el hombre hace todo por algo o para algo. Por diversos motivos y en vista de ciertos proyectos, programas o pretensiones. Pero cuando preguntamos para qu, lo que est en cuestin es precisamente el proyecto. Ahora bajo las nuevas consignas de un futuro del trabajo verde basado en la produccin y el empleo sostenibles.

No obstante, hablamos del movimiento cooperativo. Hablamos del valor de estas grandes experiencias sociales que no puede ser subestimado, o banalizados por hechos que suelen ser solo una cortina de humo para ocultar los prejuicios de los que los utilizan. Su rica historia nos ensea que el cooperativismo naci en el mismo medio social, y en la misma poca, de la miseria proletaria y producto de la misma opresin.

Pero lo que distingue el cooperativismo de las dems formas de produccin es su medio de accin, que se basa en la creacin de empresas para sustituir la figura del empresario, y as escapar a la explotacin de las empresas privadas con las que tenan relacin como trabajadores, clientes o proveedores.Entoncespodramos considerar o pretender, que el modelo econmico de las cooperativas es una alternativa real a la empresa privada del sistema capitalista.

Diremos, por lo tanto, que el cooperativismo tiene el objetivo econmico de la cooperacin solidaria entre un grupo de socios de una empresa a travs de la distribucin equitativa de las utilidades o el reparto de los beneficios.

Por consiguiente, est vinculado a la economa social o solidaria como una concepcin ms amplia que incluye a otras formas asociativas o mancomunadas fundadas en el trabajo solidario y de cooperacin para satisfacer sus necesidades de existencia y que buscan un beneficio colectivo comn. Podemos concluir, que la caracterstica central del cooperativismo en el marco de la economa solidaria es la primaca del hombre y de su funcin social sobre el capital.

Sin embargo, en el actual marco de la globalizacin, nos cuesta trabajo imaginar la evolucin de estos proyectos, ya que abundan los ejemplos donde el cooperativismo adopta el camino inverso, el camino funcional al modelo econmico capitalista al maximizar la ganancia solo para un pequeo grupo especulativo y burocrtico.

Una cooperativa capitalista termina siendo igual, un patrn, unos asalariados, y luego la plusvala, la ganancia y toda la produccin se convierte en mercanca.

Claro se nos dir que en poltica o economa est reflejado el famoso pragmatismo de Harold Wilson si funciona debe ser correcto en ese constante llamamiento a los hechos, pero siempre aislados. Como si los hechos se seleccionan a si mismo. Seguimos rutinas inslitas donde hay un da para todo, la nostalgia, la mujer, el amigo, el sida, el clima, el trabajo, las cooperativas etc.

Tantos das de informes obstinados desde el monoltico edificio gris de la OIT, de la ciudad de Ginebra con el fin de construir la imagen de una sociedad desaparecida basada en el trabajo y no en su ausencia. Reflexionemos a los informes, verifiquemos, nunca est de ms poner en duda incluso la existencia de los problemas, ni poner en tela de juicio sus trminos.

Sobre todo, cuando estos temas implican los conceptos de trabajo, desempleo y cooperacin. Somos conscientes que obstinarse en plantear un problema entre aquellos que buscan soluciones, constituye una blasfemia, una hereja inmoral, y absurda. De ah la abundancia de soluciones falsas, de problemas disimulados, negados, de preguntas censuradas.

El da de la falsa prosperidad se repite en cada informe, la verdadera urgencia invita a investigar, la percepcin de un presente siempre escamoteado, por eso esa contra cara de los informes al intentar echar luz sobre aquello que puede manipularse, la duda nos acompaa a la vez que nos motiva.

Eduardo Camin. Periodista uruguayo, miembro de la Asociacin de Corresponsales de prensa de la ONU. Redactor Jefe Internacional del Hebdolatino en Ginebra. Asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter