Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2018

El fracaso del retorno de las oligarquas

Nacho Dueas
Rebelin


Aproximadamente, tras la muerte de Hugo Chvez en 2012, la reaccin oligrquica, que nunca estuvo ausente (masacres, paramilitarismo, manipulacin meditica, golpes de Estado exitosos o fracasados), se intensific mediante lo que Rafael Correa denomin un nuevo Plan Cndor.

Dicha intensificacin del intento de retorno al poder de estas oligarquas, desactivaran el hecho reconocido por Noam Chomsky de que Amrica Latina es el rea de mayor efervescencia revolucionaria del planeta, o el indudable logro de que en nuestro subcontinente cerca de 100 millones de personas han salido de la pobreza durante la ltima dcada y media, segn la CEPAL, casualmente en tiempos de la hegemona electoral de los gobiernos anti-neoliberales.

As, el relevo de Maduro por Chvez conoci en Venezuela la intensificacin de una conspiracin multidimensional: violencia callejera con presencia de paramilitares, golpismo ejercido desde la Asamblea de mayora antichavista, llamados a la intervencin extranjera, sanciones econmicas, guerra econmica para generar desestabilizacin (tal y como ha afirmado Alicia Brcena, secretaria general de la CEPAL), amenazas de invasin directa, manipulacin meditica, etc. Sin embargo, la respuesta de Maduro ha sido genial: convocatoria de una Asamblea constituyente, implementacin de medidas contra la especulacin monetaria (como la petromoneda), mantenimiento de medidas sociales (como los claps), o la legtima alteracin del calendario electoral.

Resultado: pareciendo inminente su cada, no solo ha desactivado la violencia, sino que ha recuperado la hegemona electoral que perdi, ha arrasado en las elecciones, y ha dejado a la oposicin sin calendario, sin expectativas y completamente dividida y electoralmente arruinada. Adems, la subida del precio del petrleo (en tres aos ha pasado de 21 dlares/barril a 80) juega muy a su favor.

Veamos de modo esquemtico la situacin en los dems pases:

-Brasil: el golpista Temer no tiene ni el 5% del electorado a su favor. Y Lula lo tiene a su favor en torno al 35%, a 20 puntos de siguiente contendiente. Tras dcada y media del PT en el poder, y con el sistemtico linchamiento meditico y judicial al que est sometido, su prestigio queda intacto, y aun se acrecienta en la crcel al ser visto, no sin razn, como un mrtir. Si finalmente puede presentarse, arrasar, y si no, con una buena campaa electoral aun desde la crcel en favor de su candidato, ste ganar, para lo cual cuenta con la ayuda de las atroces medidas econmicas de corte neoliberal del gobierno, que ha supuesto el empobrecimiento de una sector de la poblacin, que para huir de esta pobreza, se va a echar en manos, electoralmente hablando, de Lula o de su candidato.

-Mxico: A escasas semanas, las posibilidades de que Lpez Obrador gane la presidencia estn en torno al 90%. Este giro electoral, independientemente de la capacidad de imponer su programa de gobierno, es de un gran valor simblico con respecto al mapa electoral latinoamericano.

-Argentina: Macri, con sus ajustes neoliberales y su prstamo del FMI, est provocando un empobrecimiento que va a poner en bandeja el retorno del peronismo y sus polticas sociales. Se debe advertir que an queda cercano el corralito, la crisis y el aumento del 30% de la pobreza, a causa del FMI, y el hecho de que las polticas econmicas y sociales de los Kirchner revirtieron esas tasas de pobreza.

-Ecuador: Lenin Moreno va a perder toda su base electoral, que es correista, por su neoliberalismo en pequeas dosis, cuyo implemento le va a impedir la aplicacin de las medidas sociales prometidas en campaa (Plan todo una vida, Gran minga agropecuaria), que tras un ao de gobierno, no dan seales de vida. Acosado desde la derecha por el neoliberalismo, y desde la izquierda por el nuevo movimiento poltico de Correa (personaje que hoy es la mayoritaria opcin electoral, con casi el 35% del censo), caera y en primera instancia subira la derecha al poder, pero sus medidas neoliberales que empobrecen a la gente, la memoria de la dcada correista (la poca de mayor bonanza y bienestar de su historia, por parte de las clases populares), junto con una inteligente reorganizacin poltica y una ptima campaa electoral, le devolveran el gobierno a la opcin de Correa (que vencera aun como vicepresidente).

-Colombia. Aunque la izquierda de Petro no va a ganar, sta por primera vez se convierte en una oposicin de peso, obteniendo el mejor posicionamiento de las ltimas dcadas, lo cual ser un contrapeso importante de cara a la hegemona neoliberal en el pas.

Adems, en Bolivia, Evo no tiene oposicin, ahora que el poder judicial allana el camino a volverse a postular. En Nicaragua, si Ortega (que no es un bien, sino un mal menor) gana el pulso de la violencia opositora contra l (a falta de datos y perspectiva, todo apunta a que se est produciendo un golpe suave, como los que se produjeron en Venezuela, Bolivia, Ecuador, Honduras, Paraguay y Brasil). As, el sandinismo, por muy corrupto que sea, al carecer de oposicin electoral, seguir con los ptimos datos macroeconmicos y con los del descenso de la pobreza, tal y como vena ostentando todos estos aos.

De este modo, si Mxico, Argentina, Brasil y Ecuador giran hacia la izquierda, y si Venezuela, Bolivia y Nicaragua siguen en la izquierda, las oligarquas habrn sido derrotadas de nuevo. Todo ello gracias al excelente desempeo econmico y social de esta dcada y media de anti-neoliberalismo, y a la voracidad de unas oligarquas que solo tomar el poder, ya estn arrasando con las polticas sociales y empobreciendo a la gente.

Por ltimo, se debe advertir que un proceso no puede quedar a merced de unos personajes carismticos (Lula, Evo, Correa, Mujica), por lo que se debe intensificar la formacin poltica de la poblacin y el protagonismo de sta, como el caso de Venezuela con la implementacin de las comunas, como futuras depositarias de la soberana, segn Marta Harnecker. Tal vez esta sea la causa de que Venezuela no haya cado ni vaya a caer.

En definitiva, sin triunfalismo, y con la necesidad de formacin y movilizacin de la gente, mantengamos la esperanza, verde, roja o negra, pero con amor, como canta Silvio Rodrguez, para seguir haciendo de Latinoamrica un pueblo sin piernas pero que camina, como canta Calle 13.

Nacho Dueas, cantautor e historiador

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter