Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2018

No mancharon la camiseta argentina, a pesar de la presin de Macri e Israel

Carlos A. Villalba
Rebelin


En plena noche catalana del martes 5 de junio los jugadores de la Seleccin Argentina de ftbol hicieron or su decisin de no viajar a Israel para jugar en Jerusaln. Fue el momento en que se desmoron el riesgoso castillo de naipes poltico, diplomtico y comercial construido por las autoridades argentinas y el premier Benjamn Netanyahu. Las denuncias internacionales, el efecto de cartas cargadas de emocin -dirigidas sobre todo a Lionel Messi-, los ruegos a los gritos de un grupo de argentinos, barceloneses y de algn palestino durante el entrenamiento matutino del plantel, las conclusiones sobre el dao a sus propias imgenes de dolos deportivos globales, cargados de contratos con marcas que se venden en lugares tan distantes como Amrica, Europa, China y, tambin en mercados de millones de personas del mundo rabe y pases de creencias musulmanas empujaron el rechazo.

El intento del presidente Mauricio Macri de usar a la seleccin argentina y a Messi, el jugador de ftbol ms famoso del mundo, en la previa del mundial de Rusia, como herramienta favorable a su alineamiento con Estados Unidos y con el gobierno derechista de Israel, su proveedor de las armas de control poblacional interno al Ministerio de Seguridad liderado por Patricia Bullrich, termin en un escndalo internacional que desnud el manejo interesado de los colores nacionales por parte de la Casa Rosada, de su operador Daniel Angelici y, una vez ms, de la Cancillera que maneja Jorge Faurie quien, con el desastre consumado, trat de ocultar las huellas de la participacin del Ejecutivo en la maniobra frustrada y de echarle el fardo de las decisiones de la AFA, a pesar de reconocer que existi una conversacin entre el Presidente y su par de Israel, Benjamn Netanyahu, que intent convencer al argentino de que actuara para que la seleccin concretase el viaje.

La matriz del acontecimiento fue relatada una semana atrs por este mismo columnista en su nota A Rusia con lamentos La Seleccin a kilmetros del genocidio palestino[1].

No fueron la Presidencia de la Nacin, la diplomacia argentina, la asociacin que maneja el futbol nacional ni la empresa televisiva organizadora los que pusieron coto al dislate. Por el contrario cada uno se encarg de tirar ms lea a las llamas de una herida abierta hace dcadas, con la invasin israel a territorios palestinos y la persecucin permanente de su pueblo, en el marco de un conflicto que arroja un saldo de 9.476 palestinos muertos a manos del ejrcito israel, tanto en Israel como en los territorios ocupados de Cisjordania y la Franja de Gaza y de bajas de 1.246 israeles como consecuencia de las acciones de resistencia palestina desde el ao 2000, segn el recuento del Centro de Informacin Israel por los Derechos Humanos en los Territorios Ocupados (BTSELEM), organizacin insospechada de antisemitismo.

Subestimacin de la ignorancia

El Mundial es una reunin deportiva que absorbe la atencin de la mayora de los argentinos, cuyo impacto ensordecedor del resto de los temas de la agenda diaria hasta ms all de la final del medioda del 15 de julio prximo ser usado por el gobierno nacional para avanzar en las polticas de ajuste y empobrecimiento que ya pact con el Fondo Monetario Internacional.

En este caso, y a pesar de las estrategias comunicacionales de sus expertos, el fracaso en toda la lnea de la maniobra Israel que Macri dej en las manos directas de su secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, constituy de manera simultnea:

El partido que deba realizarse el sbado 8 de junio, tambin formaba parte de la campaa recaudatoria de la AFA, presidida por Claudio Fabin Chiqui Tapia, dirigente de la primera C del ftbol del ascenso, pasible de volar por los aires en cuanto no sea funcional a los intereses del poder detrs del trono que detenta Angelici, operador macrista y presidente de un club del peso del que hoy goza Boca Juniors, el laboratorio administrativo de Macri y su equipo antes de desembarcar en Balcarce 50. El tambin titular del Club Atltico Barracas Central, est adems sujeto a los vaivenes de la relacin del poder poltico nacional con su suegro, el lder sindical Hugo Moyano, actualmente distanciado del gobierno y con un poder de fuego con capacidad de movilizacin y paralizacin de las actividades del pas.

Las razones estratgicas, y millonarias, que impulsaron su realizacin hicieron que la decisin pasase por alto la opinin del cuerpo tcnico de la seleccin y de jugadores que tienen varios campeonatos del mundo sobre sus piernas, conocen los efectos de la sobrecarga de partidos y el ajetreo de los traslados areos ms la instalacin y desmonte de campamentos futbolsticos, en la previa del mximo torneo planetario de ftbol. Se intent enmascarar los hechos bajo una supuesta razn cabulera iniciada por Carlos Bilardo en 1986, hoy rechazada por una generacin de deportistas proclives a los entrenamientos hipertecnolgicos propios de la elite mundial de la que forman parte, a la play y a las redes sociales que multiplican por miles las ya fabulosas cifras de sus contratos millonarios. El propio Sampaoli, de manera explcita, aunque casi no registrada por los analistas deportivos, expres su desacuerdo e incomodidad deportiva con la visita a Israel, tras el paseo de despedida haitiana en cancha de Boca.

El partido iba a realizarse de todos modos; solo faltaba el lugar. Se comprob que algo pasaba, cuando Tapia y el embajador israel en la Argentina, Iln Sztulman, anunciaron en mayo pasado la realizacin del encuentro sin confirmar en qu ciudad sera. Israel haba subido la apuesta y ya no se conformaba con la llegada de Messi y su equipo al pas, ni siquiera con la foto del crack ante el Muro de la Lamentaciones que recorrera el mundo -como sucedi en agosto de 2013, cuando se lo vio con la cabeza cubierta con la kip blanca que impone la tradicin de uno de los conos del judasmo junto al plantel del Barcelona-, ahora exiga no solo una visita ritual sino que el match se disputase en Jerusaln, con la intencin de fortalecer su poltica de reconocimiento de hecho de su usurpacin de todo el territorio de la ciudad de las tres religiones monotestas ms fuertes del planeta, que por mandato de la ONU debe ser compartida entre israelitas y palestinos.

La diplomacia del primer ministro Benjamn Netanyahu, aliado regional estratgico de EEUU, recibi en diciembre del ao pasado un nuevo espaldarazo expansionista de parte del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, quien pate el tablero negociador de la regin, desconoci todos los acuerdos multilaterales y anunci el traslado de la embajada de su pas de Tel Aviv a Jerusaln. Por su parte, Macri desde que asumi el gobierno pretendi regentear la poltica de Washington para la regin latinoamericana, con posturas como el apoyo al gobierno no electo de Michel Temer en Brasil, presin sobre las decisiones de la OEA contra la democracia venezolana, propuestas de acuerdos de libre comercio regionales y extraregionales, boicot a los organismo generados por gobiernos soberanos previos al suyo, o a travs de la militarizacin de los conflictos sociales en cumplimiento de los mandatos del Comando Sur de los EEUU. Con ese Norte, no titube en apoyar el traslado del partido al estadio en el que juega el Beitar Trump Jerusaln, el equipo rebautizado en homenaje al actual jefe de la Casa Blanca, construido sobre las ruinas de la aldea de al-Maliha, arrasada y ocupada sucesivamente por Israel; incluso permiti que su Cancillera alentase la versin de su propia asistencia al partido.

Los intereses gubernamentales, consonantes con el lobby Israel, fueron ms fuertes que cualquier campaa internacional, que las resoluciones de la ONU y que el drama denunciado internacionalmente como genocidio, apartheid y limpieza tnica. La geopoltica arras con el sentido comn que reclamara Gonzalo Higuan, uno de los goleadores de la Seleccin, al dar la cara, muchas horas antes que Tapia, para remarcar que obviamente, primero est el sentido comn, as que creemos que lo correcto era no ir, dando por cerrado un captulo que inclua muchos componentes impuestos desde Tal Aviv:

Cabe remarcar que el Grupo Comtec, organizador israel del acontecimiento y proveedor de herramientas de blanqueo de imagen de su gobierno, acord todos los pasos con la empresa argentina Torneos, que es la que se encarga de los derechos de la Seleccin, la misma que tiene a su mximo gerente bajo fianza en EEUU.

Cuando la estantera se fue abajo, desde Israel reclamaron en el acto los u$s 2 millones ya cobrados por la AFA, para comenzar a responder a los sponsors; desde Buenos Aires y Barcelona el equipo de Tapia regate y contrapropuso amistosos a futuro en ambos pases y Torneos, en definitiva responsable administrativa de la organizacin, se vio obligada a salir a la cancha y existe la posibilidad de que ceda a Comtec el negocio de los dos partidos que la Seleccin tiene en la fecha FIFA de noviembre en ciudades del mundo a designar.

Con un da de atraso, Claudio Tapia finalmente anunci su "aporte a la paz mundial" con la suspensin del partido, aunque sin dejar de asegurar que Los que nos tratan de ignorantes nos subestiman.

Pelotazo en contra

Un da antes los jugadores argentinos se haban enterado de la presencia de un grupo que protestaba por su inminente presencia en Jerusaln. Un megfono haca que algunos de los cantos, ms rogatorios que crticos, se escuchasen con ms claridad. Maradona, Diego Armando Maradona, como casi siempre en el mundo futbolstico, logr el milagro. Su nombre lleg entrecortado hasta las canchas del Joan Gamper, el centro de entrenamiento del Barcelona de Messi, ubicado en Sant Joan Desp, a ocho kilmetros del Camp Nou.

Se escuch el Como dijo Maradona, la pelota no se mancha! que hizo parar la oreja a los de camiseta albiceleste. Nahuel Lanzillotta, enviado especial a la concentracin catalana de la Argentina es quien redact la mejor crnica de la situacin; paradjicamente, trabaja para Clarn, el socio de TyC en la propiedad de todo lo que ftbol sea[2].

La voz amplificada empez a nombrar uno por uno los nombres de las estrellas argentinas con Messi a la cabeza. La solicitud, nunca con agravios, era la misma: No vayan a jugar ese partido. Los jugadores se sorprendieron y, despus de la prctica, algunos intentaron explicarse cul era el conflicto en ese pas al que iban a viajar a regaadientes. Terminaron preocupados por su seguridad. Internet, adems, permite espiar cualquier cosa, ver, por ejemplo, camisetas argentinas manchadas con pintura roja, a modo de sangre; caritas de chicos palestinos heridos a solo 70 km de donde sera el partido; probablemente alguno hasta pudo leer prrafos de la carta a la Seleccin y a Messi enviada por Mohammed Khalil, un colega, jugador del Al-Salah FC, que recibi disparos en ambas rodillas de un francotirador israel mientras protestaba durante la Marcha del Retorno, en las que deca que el 10 argentino es muy reconocido y querido en la Franja de Gaza y rogaba que se solidaricen con el pueblo palestino y boicoteen el encuentro, ya que El ftbol y la Seleccin no pueden ser utilizados para continuar silenciando y censurando a todo un pueblo que quiere ser libre. Una frase prcticamente maradoniana.

No son hroes, ni defensores de la causa del pueblo palestino; apenas son hombres con sentido comn, por eso se pusieron sencillamente de pie e hicieron naufragar el disparate del gobierno argentino y su asociacin del ftbol.

Notas:

[1] http://estrategia.la/2018/05/29/a-rusia-con-lamentos-la-seleccion-argentina-a-kilometros-del-genocidio-palestino/

[2] La historia secreta de la suspensin de Israel-Argentina en Jerusaln: inquietud de los jugadores y temores por la se guridad. https://www.clarin.com/deportes/mundial-2018/argentina-israel-suspendido-amistoso-jerusalen_0_ryvceOEgQ.html

Carlos A. Villalba. Periodista y Psiclogo argentino. Investigador argentino asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (http://estrategia.la/)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter