Portada :: Europa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-02-2018

Quin es el presidente Macron de Francia?

Immanuel Wallerstein
La Jornada


Los  polticos de todos lados tienen fragmentos escondidos de su itinerario poltico y personal. Algunas veces exponer tales secretos ocasiona desilusin o reduce el respaldo entre los simpatizantes que han apoyado a tal persona. Lo que vara es el grado en que los polticos pueden mantener dichos secretos en la oscuridad.

El recientemente electo presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha logrado mantener la oscuridad mejor que la mayora. Es, por tanto, til intentar la pregunta de quin es (en realidad). Existe mucho desacuerdo acerca de la respuesta, por una razn: la diferencia no es slo entre los simpatizantes y los antagonistas, sino tambin al interior de estos dos grupos.

Qu es lo que sabemos acerca de sus antecedentes? Estudi en dos de las instituciones de lite en Francia Sciences Po y la cole Nationale dAdministration (ENA), donde su desempeo fue brillante.

Una vez graduado sirvi en el gobierno como inspector general de Finanzas. Luego se movi a la esfera privada y obtuvo un puesto como banquero de Rothschild & Cie. En ese entonces era miembro del Partido Socialista, que en 2009 gobernaba Francia con Franois Hollande. En ese momento fue que cambi su afiliacin partidista a independiente.

Cuando Manuel Valls, el lder de la faccin ms centrista del Partido Socialista, form en 2016 su segundo gabinete, ms conservador, reclut a Macron para ser su ministro de Economa. La tarea de Macron era implementar un viraje neoclsico en las polticas gubernamentales de Francia. Macron y Valls tuvieron solamente un xito parcial.

Se aproximaban las elecciones presidenciales de 2017. Valls busc la candidatura del Partido Socialista. Macron no lo secund y, en cambio, cre su propia estructura partidista. Le llam En Marche! (en marcha), que reproduca tambin las iniciales de Macron (EM).

El respaldo hacia el Partido Socialista haba disminuido con severidad, en gran medida debido a la aguda impopularidad del presidente socialista, Franois Hollande. El candidato del otro partido principal, Les Rpublicains, de centro-derecha, era Franois Fillon, quien sorpresivamente haba ganado la nominacin de su partido utilizando como su argumento principal su relativa rectitud moral.

La candidata del partido Front National, de extrema derecha, Marine LePen, haba logrado hacer que su partido asumiera posturas ms respetables a costa de romper pblicamente con el fundador del partido y, a la vez, su propio padre, Jean-Marie LePen.

Al principio pareci que los dos candidatos que sobreviviran la multicandidatura seran Fillon y LePen, que hara que la segunda ronda dual de candidatos fuera una competencia entre el centro-derecha y la extrema derecha. Tal opcin le result muy desagradable e inaceptable a muchos votantes.

De repente todo cambi. Fillon se embroll en un escndalo personal, pero se neg a salir de la contienda para que su partido nombrara otro candidato. El subsecuente declive en el respaldo hacia Fillon permiti que Macron se afirmara como el nico candidato que poda derrotar a Marine LePen en la segunda ronda.

Macron present su partido como una agrupacin que no era de izquierda ni de derecha, rompiendo el patrn izquierda-derecha que haba prevalecido por un siglo en ambas elecciones y que gobernaba. Esto funcion. En la primera ronda, Macron obtuvo 24 por ciento de la votacin y LePen 21 por ciento. En la segunda ronda Macron obtuvo 65 por ciento de la votacin.

En su campaa, Macron utiliz otro argumento importante derivado de las tradiciones del Partido Socialista, que siempre haba sido el primordial defensor de la laicit (algo parecido al secularismo, la condicin laica), contra las tradiciones de los partidos de derecha cuya base estaba constituida fuertemente por votantes catlicos. Macron acus primero a Fillon y luego a LePen de intentar promulgar posiciones socialmente conservadoras en cuestiones como el aborto, los derechos de las personas gays, etctera.

En cuanto asumi el cargo, Macron busc atraer a su gobierno a polticos importantes de ambos partidos principales as como a ecologistas y autodenominados centristas. Claramente confi en poder destruir las perspectivas futuras de ambos partidos principales y consolidar su dominacin propia y la de su partido en la poltica francesa en las dcadas por venir.

Ahora que est entrando en el segundo ao de su rgimen, qu podemos decir acerca de quin es? Indudablemente es una persona de la derecha en materia econmica. Es el primer poltico que ha sido capaz de promulgar revisiones importantes a las estructuras del Estado benefactor en Francia. Cuando Hollande intent una versin mucho ms suave de tales reformas, la mitad de Francia sali a las calles y las propuestas se retiraron. Cuando Macron lo hizo, no ocurrieron reacciones as. En particular, los sindicatos fueron incapaces de movilizar a sus miembros.

Macron tambin ha mostrado que es en extremo ambicioso en la escala mundial. Mientras Hollande fue incapaz de mantener la posicin de Francia como un aliado en igualdad de condiciones en el do Francia-Alemania que controlaba la poltica europea, Macron se movi al espacio vaco creado por la posicin de Alemania, ahora mucho ms dbil. Y no se detuvo ah. Ha desafiado las pretensiones hegemnicas de Estados Unidos sin asumir abiertamente una postura anti-estadunidense.

No obstante, ha buscado que Francia sea un actor importante en el escenario del Pacfico, en frica y Medio Oriente, e incluso en Amrica Latina. Parece que lo que est ofreciendo es una versin ms agradable de la poltica mundial estadunidense y no tanto algo ms progresista.

En cuanto a los asuntos sociales, Macron es bastante prudente. S, respalda las causas favorecidas por la izquierda, pero es cuidadoso de no ir ni muy lejos ni muy deprisa. No desea irritar a los votantes catlicos al punto de involucrarlos en protestas callejeras.

El fondo del asunto, para m, es que Francia tiene ahora la poltica de derecha ms eficaz y perspicaz que haya estado en el poder en la historia moderna. Uno puede pensar que otros quisieron ofrecer un paquete semejante de polticas, pero no fueron capaces de aglutinar una coalicin que lo permitiera. Macron ha recibido la ayuda del catico estado del sistema-mundo, sin duda. Pero debe reconocerse lo eficaz que ha sido en implementar los objetivos conservadores.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2018/02/11/opinion/020a1mun

Traduccin: Ramn Vera-Herrera



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter