Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-12-2017

Vctimas de Boko Haram en el Chad, los olvidados entre los olvidados

Kim Amor
El peridico de Catalunya

La violencia desatada por los yihadistas ha provocado una gran crisis humanitaria en el lago Chad, donde se han levantado decenas de campos atendidos por organizaciones como Oxfam-Intermn


Un grupo de desplazados construye una cabaa en el asentamiento de Manara. / PABLO TOSCO / OXFAM-INTERMN

La escena es emotiva y trgica a la vez. Adoum Hassane y su mujer, Bande, caminan bajo un sol de justicia hasta el lugar donde est enterrado su hijo de seis aos, a pocos metros de la choza de troncos, paja y caas que comparten con el resto de su familia en el asentamiento de desplazados de Manara, junto a la poblacin de Daboua, en el Chad, muy cerca del lago del mismo nombre. Bande se detiene, se arrodilla sobre la arena que quema y rompe a llorar. Mi hijo muri de la enfermedad del hambre, dice Adoum, que acompaa a su mujer en el dolor. Pasamos hambre, mucha hambre. Solo comemos una vez al da un poco de sorgo, hay das que ni eso, aade mientras se remanga y muestra el antebrazo negro como el azabache y delgado como un palo.

El matrimonio Hassane, padres ahora de seis hijos, forma parte de los centenares de miles de personas que se han visto obligadas a huir de sus pueblos para escapar de Boko Haram, el grupo yihadista que desde hace ocho aos siembra de terror y muerte una extensa regin del centro de frica, que incluye parte de Nigeria, Nger, Camern y Chad. En el lago Chad, plagado de pequeas islas, confluyen las fronteras de los cuatro pases. La violencia de los extremistas ha acabado con la vida de al menos 25.000 personas. La larga guerra unida a dcadas de un clima muy poco generoso ha desembocado en una crisis humanitaria de grandes dimensiones que afecta a ms de 11 millones de personas, de las que 2,5 millones son desplazados internos, segn datos de la Oficina de Coordinacin de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA, en sus siglas en ingls).

Adoum y Bande llegaron con sus hijos a Manara hace un ao, tras huir con lo puesto y presas del pnico de la localidad de Kaiga, situada en una de las islas del lago, hoy ms encogido que nunca debido al cambio climtico. Desde los aos 70, la extensin de las aguas se ha reducido en un 90% de 25.000 km2 a 2.500, lo que ha supuesto una disminucin drstica de recursos naturales para sus pobladores, dedicados principalmente a la pesca, la agricultura y la ganadera. Violencia y sequa, una combinacin explosiva. Ms de 7 millones de personas estn al borde de la hambruna en la regin.

Acoso del Ejrcito

Gran parte de estos islotes estn ahora en manos de Boko Haram. Ah han hallado refugio ante el acoso del Ejrcito. Los de Boko Haram entraron a las seis de la tarde en nuestra aldea y mataron a 18 personas, entre ellas a mi padre, a mi hermano y a dos de mis sobrinos, explica Adoum compungido. Cada desplazado o refugiado del lago Chad esconde una historia de terror y tragedia. Ftima Mahamet, por ejemplo, una madre de familia de 40 aos, explica con voz trmula cmo los yihadistas asesinaron a dos de sus cinco hijos. Los degollaron, dice con el terror an grabado en su rostro. Son unos criminales. Matan a nuestros padres, a nuestras madres y a nuestro hijos. Haoua Ousmane, quien vive como Ftima en el asentamiento de Yarom, no lejos de Manara, recuerda la muerte violenta de una veintena de vecinos a manos de los extremistas. Nos dejaron sin nada, lamenta. Las dos mujeres se quejan de la falta de alimentos y la desnutricin que padecen sobre todo los ms vulnerables, como los ancianos y los nios, desde que huyeron de sus casas. All comamos dos kilos de comida al da, ahora tan solo dos kilos cada tres, apunta Haoua.