Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-10-2017

Muere Corin Aharonin, referente cultural de Uruguay y Amrica Latina
El adis a Corin, el petiso musiclogo, msico, educador, agitador, terico y periodista

Mateo Silva
CLAE / Rebelin


Es muy raro que la muerte de un maestro de la cultura ocupe la primera pgina de un diario, aun cuando este haya sido declarado Ciudadano ilustre de Montevideo. Compositor, musiclogo, educador, agitador, organizador, difusor, investigador, terico, ensayista, periodista, director de coros: esos fueron algunos de los papeles que eligi desempear el uruguayo Corin Aharonin en sus 77 aos de vida.

Pero quiz fue ante todo un militante, empeado en comprender, explicar y defender la dimensin poltica de la cultura y la dimensin cultural de la poltica.

Un Len es el principal ttulo de la portada del matutino montevideano La Diaria. Lo de len tiene que ver con su nombre, que en armenio significa "hijo de len". El director del diario, Marcelo Pereira, seala que habra sido difcil convencerlo de que no se trata hoy, aqu, de hablar de la muerte del Che Guevara (asesinato ocurrido 50 aos atrs) sino de la suya, no de aquella prdida sino de esta.

Corin estaba muy preocupado por definir quines y cmo se haran cargo, cuando no estuvieran, del valiossimo archivo, y era tambin difcil decirle que para las cosas se podran hallar soluciones, pero que la ausencia de ellos iba a ser irremediable. Que ese acervo meticulosamente organizado, con el que tuvieron la generosidad de ilustrar a varias generaciones en legendarios apartamentos del Parque Posadas, no haba sido lo fundamental para la formacin de tantos, que la clave eran Graciela (su recientemente fallecida esposa) y l.

Corin Aharonin, dice Wikipedia, naci en 1940, en Montevideo, hijo de padres inmigrantes que sobrevivieron al genocidio armenio en 1915-1923. Sus padres llegaron a Uruguay en los aos veinte. Su padre, que estudi en Echmiadzn, centro religioso de Armenia, se form en ingeniera en Kthen; sin embargo, al establecerse en Uruguay, tuvo que trabajar como subordinado al no ser reconocidos sus estudios profesionales.

Aharonin recordaba que en su niez no tenan dinero, aunque sus padres lucharon por sus ideales, lo cual tuvo enorme influencia sobre Corin. Eso aprendi y eso ense con el ejemplo: su prestigio internacional y las distinciones que acumul le habran permitido vivir con holgura y entre halagos en muchos pases que lo valoraban ms que el suyo. Pero no se fue al norte, prefiri su patria grande latinoamericana y fiel a ellos vivi, sin olvidar los pagos ancestrales: desde joven, una de las causas que abraz fue la de la memoria del genocidio armenio, y tuvo un papel destacado en el impulso a la primera ley nacional que lo reconoci, uruguaya y de 1965, recuerda Pereira.

El msico Mauricio Ubal autor junto a Ruben Olivera de A redoblar, cancin emblema de la resistencia antidictatorial. recordaba dos semanas atrs en el semanario Brecha que recin en 1970, el ritmo de marcha-camin, nacido y atrincherado hasta entonces dentro del circuito cerrado del Carnaval (con sus murgas, tablados, desfiles, corsos y cdigos artsticos propios), comenzaba a saltarse alegremente de su cauce natural, ganando terreno y abonando para siempre la tierra frtil de la msica uruguaya, de la mano de Los Olimareos, con el lanzamiento del disco Cielo del 69, que inclua temas de Rubn Lena y Jos El Sabalero Carvajal.

Corin, recuerda Ubal, ms all del apoyo musical, le da la bienvenida al mundo cultural, con su crtica en Marcha: Incorporan a su definido estilo ya no solamente el tango sino tambin la murga y creo que es la primera vez en la msica popular uruguaya de origen folclrico. El resultado de esta sntesis tan peligrosa es notable. La unidad de estilo se mantiene slida, y sorprende la naturalidad con que se integran Olimareos y murga.

Ensear aprendiendo

Aprendi de maestros como Lauro Ayestarn, Hctor Tosar y Luigi Nono; de compaeros como Cergio Prudencio, Daniel Viglietti o Conrado Silva y eso ense a una lista impresionante de msicos populares e impopulares, cultos e incultos. Sin su porfiada y lcida labor en el sello Tacuab, que fund junto a Daniel Viglietti y Los Olimareos, habra sido muy difcil que editaran sus primeros discos, durante la dictadura y tambin en otros perodos, artistas decisivos para el desarrollo de la msica uruguaya de las ltimas dcadas, algunos de ellos luego muy exitosos, otros hasta hoy poco conocidos, pero, segn el olfato casi siempre certero de Corin, necesarios.

Pereira indica que para que otros pudieran crear y aprender a hacerlo, fue su trabajo incansable de fundador de instituciones y organizador de encuentros: Ncleo Msica Nueva, Sociedad Uruguaya de Msica Contempornea, Cursos Latinoamericanos de Msica Contempornea (de 1971 a 1989: ms de 1.000 alumnos provenientes de 20 pases en cuatro continentes), Centro Nacional de Documentacin Musical Lauro Ayestarn. En esas y otras instituciones se esforz hasta los ltimos das de su vida por dejar relevos, por no hacerse indispensable aunque de hecho lo fuera.

Todos somos sus deudos. Y slo podemos intentar pagar, aunque sea en parte, tratando de mantener el sentido del deber (con el pas, con la cultura, con la humanidad) que nos ensearon, seala el director de La Diaria.

El diario conservador El Observador titul Otra prdida para la creacin contempornea en Amrica Latina. Alexander Laluz, seala en su nota que Aharonin fue clave en la escena musical culta y popular, tanto a nivel local como latinoamericano. Desde los aos de 1960 se jug a marcar una diferencia en el campo de las nuevas msicas (o msicas de vanguardia o contemporneas), con un lenguaje que trascendi el mero formalismo y apost a una ntima correlacin entre tica y esttica, a la integracin entre lo culto y lo popular, y a un compromiso con un proyecto identitario enraizado en el marco cultural local. Un planteo que quebr tanto con los nacionalismos efectistas y pintoresquistas de las dcadas anteriores, como con los modelos pseudouniversalistas difundidos desde la academia europea.

Y sea a travs de los cursos que orientaba en su legendario apartamento del Parque Posadas, en El Prado del norte montevideano, sea en la Escuela Universitaria de Msica y en otros mbitos, dej sus huellas en varias generaciones ms jvenes de msicos populares y cultos entre los que se cuentan a Carlos Da Silveira, Elbio Rodrguez Barilari, Fernando Condon, Leo Maslah, Jorge Drexler, y ms.

Escribi varios libros indispensables, entre ellos Hctor Tosar, compositor uruguayo (1991), Conversaciones sobre msica, cultura e identidad (1992) y Msicas populares del Uruguay (2007). En su trabajo como compositor, del que dan testimonio los discos Gran tiempo (1995) y Los cadadas (2001), explor territorios de aspereza y despojamiento, guiado por una autocrtica muy severa y por la conviccin de que su lugar en la batalla implicaba dejar atrs formas, estructuras y criterios de una msica ajena y agonizante, mantenida con respirador artificial en instituciones que no por casualidad se llamaban conservatorios.

Despedidas

Daniel Vidart, quiz el intelectual ms destacados del Uruguay, antroplogo, escritor y ensayista que acaba de cumplir 97 aos, lo defini como msico y musiclogo en el nivel de la excelencia, docente admirable e implacable, promotor de encuentros entre espritus y prospectivas, era tambin el dueo de una rebelda airada contra los mascarones de la cultura y los malabaristas de la poltica.

De tal modo, al decir no, buscaba, tras la opacidad de pensamientos y sentimientos que hoy entenebrece a esta mega sociedad consumista y globalizada, el camino que conduce a las ideas claras, a las acciones benficas y a la dignidad sin alivios. Vos que bien conociste mi origen paisano , mi parla rural y mis exclamaciones de puteador empedernido, no te vas a sorprender si desde el fondo de mi tristeza, rabia y desconsuelo grito cielo arriba, lagrimeando: Se nos estn yendo los mejores, carajo!, agreg Vidart.

 

La periodista y escritora Ivonne Tras lo defini como El msico, el maestro, el crtico (muy crtico) y tambin el del abrazo que te quitaba el aliento y te lo devolva renovado; la cantante Mariana Ingold escibi en su red social Gracias Corin. Me salvaste la vida en dictadura, como a tantos, cuando no haba donde aprender msica. Me encontr gracias a vos. Mis canciones son tambin tuyas. Abrazo enorme y el cantautor Jaime Ross, le dio su ltimo adis: Adis querido amigo y maestro. Nada hubiera sido igual sin tu presencia

Jorge Drexler, cantautor, actor, mdico, msico y compositor uruguayo, ganador del premio scar a Mejor cancin original del ao 2004 por su tema Al otro lado del ro. seal que Se nos fue nuestro queridsimo maestro y amigo, un referente de lo ms importante de la msica uruguaya, que no tendr par por mucho tiempo. Los dos aos de taller de composicin de canciones que hice con Corin, fueron la experiencia de aprendizaje esttico y humano ms importante que tuve en mi vida. Ah aprend para qu escriba canciones, con qu herramientas lo haca y desde dnde.

Pero no soy nada original aade Drexler-: desde Daniel Viglietti, a Jaime Roos, pasando por Fernando Cabrera, Rubn Olivera, mi hermano Daniel...y un largo etc., tres generaciones de msicos uruguayos aprendimos con l a encontrarnos con nuestra identidad, a reconocerla, a valorarla y a rernos de ella y con ella.

Era un maestro de la paradoja. Siempre desconcertante y sorprendente. Siempre sincero y generoso. Tambin era un ejemplo de tica artstica: siempre sistemtico, minucioso y respetuoso. Pero sobre todo, era su amor, lo que lo desarmaba a uno: sus abrazos eran un entidad en s misma. ..Ah quedan sus libros, ah quedan sus prodigiosas discoteca (qu maravilla!) y archivo, que espero sepamos guardar y sobre todo, consultar. Qu slos nos quedamos! Gracias, por tanto, seala Drexler.

Fue una de las figuras ms importantes de la composicin musical erudita uruguaya y latinoamericana. Su msica busc entretejer aspectos de tica, poltica, dando particular atencin al rol del compositor en la sociedad latinoamericana poscolonial, seal el colombiano Eduardo Herrera, doctor etnomusicologa/musicologa de la Universidad de Illinois.

El cantautor Jaime Roos, que recuerda su apoyo en la grabacin de su primer disco, en 1977, le dio su ltimo adis: Adis querido amigo y maestro. Nada hubiera sido igual sin tu presencia.

Mateo Silva: Msico, colaborador del Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter